En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Mi auto se paró de repente o no enciende ¿por qué?

Mi auto se paró de repente o no enciende ¿por qué?

¿Alguna vez has experimentado que el auto se pare por completo por razones desconocidas, dejándote varado a la mitad del tráfico? Es horrible ¿no?

Si te ha pasado o le ha pasado al primo de un amigo, aquí te dejamos los problemas más comunes relacionados con a que el auto se apague repentinamente o no quiera seguir avanzado, así como unos tips para que lo evites y lo soluciones.


Falta de gasolina

Esta es, aunque no lo creas, una de las causas más comunes por las que un auto se puede parar repentinamente, una distracción o simplemente un mal cálculo de la cantidad restante de combustible, y puede que pases una mala tarde en la mitad del tráfico.

Solución

Para solucionarlo, no hay más que asistir a una gasolinera; pero para evitarlo, lleva un registro de tus consumos de combustible y no permitas que el nivel de combustible pase por debajo de un cuarto de tanque.

 

Filtro de aire sucio

Si el motor no recibe el aire suficiente, la mezcla de gasolina será demasiado rica y sin oxigeno no habrá combustión por lo que el auto se ahogará.

Solución

Pero tranquilo, que todo tiene solución, para esto, abre la tapa del filtro de aire, y sacúdela hasta quitar gran parte de la tierra y las partículas contaminantes. Si esto no funciona, entonces lo mejor será que cambies el filtro lo antes posible.

 

Inyectores sucios

Otro problema puede ser que la gasolina no esté llegando al motor, por lo que no habrá combustión y nada moverá los pistones, y el auto se apague casi al instante de ser encendido.

Solución

Para solucionarlo, intenta bombear un poco más de gasolina para intentar quitar las obstrucciones del inyector. Para evitarlo, cada 4 tanques de combustible, agrega un aditivo para gasolina y de esta manera mantendrás limpio el sistema de inyección.

 

Banda o cadena de distribución rota

La cadena o banda de distribución es un elemento sumamente importante para el motor, se encarga de mover, gracias al cigüeñal, los árboles de levas que son los que abren y cierran las válvulas del motor. Cuando la banda o cadena de distribución se daña, las válvulas no abren, por lo que deja de existir una admisión o un escape del motor y este se apaga.

Solución

Para esta avería no hay una solución rápida, es momento de cambiar todo el sistema por completo, pero por ningún motivo intentes dar marcha al auto, esto dañará severamente el cuerpo de válvulas del auto e incluso romper los empaques del motor.

 

Sobrecalentamiento del motor

Cuando existe un sobrecalentamiento del motor de cualquier vehículo, es debido a que el sistema de enfriamiento no está logrando nivelar la temperatura del auto, y es posible que el líquido anticongelante tenga un nivel bajo o peor aún, que esté vacío el depósito de anticongelante, en muchos casos, la computadora del auto, conocida como ECU, detectará el posible daño a los componentes y apagará el auto para evitar daños.

Solución

Para solucionarlo, apaga el motor, y permite que el motor se enfríe, después agrega más anticongelante y enciende el motor sin avanzar hasta que la temperatura descienda. Para evitar que esto suceda, realiza un cambio de liquido anticongelante cada año y realiza constantemente una inspección visual del sistema de enfriamiento del vehículo para garantizar que no haya fugas.

Como podrás notar, muchos de estos problemas los puedes evitar realizando un adecuado mantenimiento al auto, para garantizar que todos los sistemas estén funcionando a la perfección. Conoce más a tu auto y así garantizarás que no tendrás averías, visita nuestro blog, seguro aprenderás algo nuevo e interesante.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO