En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Mitos y Realidades de Aceites Sintéticos
mitos realidades aceites sintéticos

Mitos y Realidades de Aceites Sintéticos

Durante muchos años hemos escuchado una serie de rumores acerca de los aceites para motor. Pero ¿qué historias son ciertas y cuáles son meros mitos? En este escrito vamos a platicar de los 4 dichos más comunes y explicaremos si son mito o realidad.

El aceite sintético es muy resbaloso, ocasiona que los baleros deslicen en lugar de rodar.

Esta situación terminaría por hacer que los baleros fallen, pero es un mito. Para desmentir esto te podemos decir que todos los aviones utilizan baleros en sus turbinas y todos los elementos móviles de una turbina se encuentran lubricados por aceite sintético.

Este mito tiene mayor popularidad entre los motociclistas. Se basa en que la mayoría de los aceites lubricantes para autos no son aptos para motocicletas, debido a los esfuerzos que requiere cada uno de los motores.

En el caso de los autos, los aceites sintéticos se adaptan mejor a las condiciones del motor, lo que a la larga le brindará protección extendida sin importar las condiciones climáticas. Estos aceites están diseñados para soportar las temperaturas que genera una turbina de un avión, por lo que las temperaturas generadas por un motor de auto no tienen comparación.

Los motores de levas de válvulas planas, no pueden utilizar aceites sintéticos

Esto es otro mito, que dice que las levas no rotan debido a lo resbaloso del aceite. Es una variación del primer mito, ya que desde hace alrededor de 10 años, algunos motores con estas características comenzaron a mostrar fallas. Esto es debido a que algunos pilotos de carreras utilizaban aceites convencionales para proteger sus motores, por ejemplo en las carreras de NASCAR. En éstos, la exigencia de los motores es por una gran cantidad de kilómetros a muy altas temperaturas. Durante estos tiempos, este tipo de aceites tenían un alto contenido de zinc, para proteger los árboles de levas de los motores de competencia.

Alrededor del año 2005, los niveles de zinc utilizado en los aceites sintéticos disminuyó, para cumplir con los requerimientos de la Agencia de Protección Ambiental para los autos de pasajeros. Esto debido a que no brindaban la protección requerida para un motor de carreras, por lo que trajo fallas y las atribuían a los lubricantes sintéticos.

Hoy en día todos los equipos de esta categoría de autos de competencia utilizan motores de levas planas y son lubricados por aceites sintéticos, que en este caso son desarrollados con una mayor cantidad de zinc para protegerlos. Pero todo el mito surge de una falla en la aplicación del lubricante.

Una vez que utilizas sintético, no puedes regresar a aceite mineral 

De nueva cuenta, éste es un mito. Aun cuando hemos escuchado que nos dicen que una vez que elegimos la marca de aceite que utilizaremos es con la que debemos quedarnos (casi, casi casarnos), es más importante aún cerciorarnos que estamos utilizando las características adecuadas.

En cuanto al sintético, es totalmente un mito que una vez que lo utilizamos no podemos regresar a aceites lubricantes minerales. En muchos casos, los aceites minerales son utilizados cuando el motor es nuevo. para asentarlo Cuando se realizan los servicios, se deja correr el motor con este tipo de lubricantes con el fin de limpiar impurezas que puedan quedar de las piezas metálicas. Una vez que termina este proceso, se vuelve a añadir el aceite sintético que será el que estará funcionando con el trabajo natural del motor.

Los lubricantes sintéticos son malos para motores viejos

Esto puede ser cierto en algunos casos, sobre todo cuando los sellos del motor son los originales y fueron fabricados antes de 1992. No estamos diciendo que sea dañino para el motor, pero algunos de los materiales con los que los empaques eran fabricados no resisten a los componentes sintéticos del aceite. Si a esto añadimos que ya tienen algunos años de esfuerzo, calor y muchos contaminantes más, pues también hay que darle mantenimiento. En algunos casos puedes usar productos para que ayuden a los sellos a soportar el aceite sintético, pero no es lo más recomendable.

Los empaques que se utilizaron para construir los motores después de ese año, ya contemplaban el uso de aceite sintético, por lo que fueron diseñados para resistir sus componentes.

Esperamos que con esto hayamos podido calmar algunas inquietudes que tenías acerca de los aceites sintéticos. Recuerda que puedes leer más acerca de aceites sintéticos y otros productos para mantener tu auto o camioneta recorriendo muchos kilómetros más, si das clic aquí.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO