En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Evita la Corrosión en el Sistema de Frenos
Evita Corrosión Sistema Frenos Auto

Evita la Corrosión en el Sistema de Frenos

El sistema de frenos de cualquier vehículo es el sistema más importante para la seguridad de un auto, ya que es el único encargado de hacer que disminuya su velocidad, y que se detenga el auto. Por ello es indispensable darle mantenimiento para evitar que presente oxidación y corrosión que afecten su funcionamiento.

¿Cómo funcionan los sistemas de frenos?

Los frenos modernos funcionan por hidráulica: gracias al líquido de frenos la presión generada por el pedal del freno es llevada hasta los cilindros de las pinzas o de los tambores. Estos presionan las balatas, los discos y los tambores que, a su vez, hacen que las ruedas disminuyan su velocidad.

El líquido de frenos está formulado para que, resistir aumentos de temperatura en el sistema debido a la fricción que se genera entre las balatas y los discos. A diferencia del agua, no hierve a 100 °C. Sin embargo, debido a esta misma formulación, tiene elementos que son altamente corrosivos, que al entrar en contacto con metales, si no son limpiados, aceleran el proceso de oxidación y comienzan a dañarlos.

¿Cómo puede generarse la corrosión en el sistema de frenos?

En el momento en el que hay aire en el sistema de frenos, lleva consigo partículas de agua que junto con el líquido de frenos, inicia la oxidación por dentro de las líneas de frenos. Como el líquido de frenos no circula dentro del sistema, esa burbuja de aire se quedará ahí, generando óxido hasta que sea purgado.

Una vez que hay óxido dentro del sistema, este se puede mover por todas las mangueras y en los depósitos, por lo que la corrosión sucederá rápidamente. En el caso del exterior, si el producto cae sobre metales y no son enjuagados, estos dañarán sus acabados y terminarán por oxidar los alrededores del sistema de frenos, dejando que la corrosión acabe con ellos.

¿Cómo evitar la corrosión en el sistema de frenos?

Evitar la corrosión es simple. Primero debemos de lavar el motor del vehículo después de realizar la carga del líquido de frenos. Puedes usar spray lavamotores para asegurarte de que todo está cubierto y protegido, y de que has eliminado cualquier residuo de líquido de frenos de las superficies.El segundo paso es revisar que los empaques y las juntas, que no permitan que el líquido se derrame.

Como último paso debes revisar constantemente que no exista aire en el sistema de frenos ni humedad en el interior de las mangueras. Para ello purga el sistema de frenos por los menos una vez al año, y si es necesario, cambia el líquido de frenos. También presta atención para detectar si la consistencia del pedal es como al pisar una esponja: es una de las señales inequívocas que hay aire.

El sistema de frenos es fundamental para el funcionamiento seguro de tu auto, por lo que deberás tomarlo en cuenta durante el mantenimiento de tu vehículo. Si quieres saber cómo cuidar otros sistemas de tus vehículos, tenemos muchos consejos en nuestro blog que te serán de utilidad. Da clic aquí y descúbrelos.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO