En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Cómo Purgar el Líquido de Frenos?
purgar líquido frenos

¿Cómo Purgar el Líquido de Frenos?

Si al momento de pisar el freno de tu auto, motocicleta o camión, parece como si pisaras una esponja de cocina, significa que ha entrado aire en el sistema de frenos. Es momento de purgar el líquido de frenos, ya que al generar la presión sobre él, el aire se comprime y, en algunos casos, no logra a generar la presión suficiente para activar los pistones de las balatas, o no los presiona por completo. Esto puede resultar en un completo desastre.

Si no estás familiarizado con todos los elementos necesarios para hacer el trabajo, te recomendamos que lo lleves con un especialista.

1.  Localiza el purgador

Detrás del sistema de frenos hay un tornillo y una manguera que te servirán para realizar la purga del líquido de frenos. Para llegar a él será más fácil si el coche está elevado; puedes utilizar un gato o torres. No olvides colocar un trapo o una capa gruesa de periódicos para que no cause manchas. Recuerda que el líquido para frenos puede ser corrosivo.

2.  Manguera para purgar

Coloca una manguera flexible sobre el tornillo de purga e inserta el otro extremo a un bote de vidrio o plástico. Rellena el frasco con líquido de frenos. Si no tienes una manguera flexible, solamente asegúrate de colocar el envase en donde caerá el producto.

3.  Presionar el pedal del freno

Es momento de pedir que alguien te ayude a presionar el freno, y que te indique cuando hace y cuando lo libera. Después de bombear el pedal del freno algunas veces, debe mantenerlo presionado, mientras aflojas el tornillo de purga. Si tienes el recipiente con líquido de frenos, podrás ver las burbujas salir por la manguera.

Cuando el pedal continúa siendo presionado, cierra el tornillo y espera a que tu amigo te confirme que el pedal volvió a su posición original: arriba.

Repite este procedimiento hasta que las burbujas dejen de aparecer en el líquido de frenos.

4.  Rellena el sistema

Una vez que has completado la purga en la primera estación, deberás rellenar con líquido de frenos todo el sistema de frenos. Para ello abre la tapa superior del cilindro maestro y rellénalo con un recipiente nuevo. Hazlo despacio, no querrás que el líquido de frenos atrape burbujas de aire y tengas que comenzar de nuevo.

5.  Repite el proceso

Una vez que has terminado con la primera estación de tu auto, debes repetir el proceso con los otros 3 discos y o tambores. El líquido de frenos que debes agregar depende de si tu auto o moto están equipados con sistema de frenos ABS o no. Se debe a que la temperatura que debe soportar es distinta en cada uno, por lo que el líquido de frenos también lo será.

Existen muchas herramientas que te pueden ayudar en el proceso de la purga de unos frenos, como pistolas de vacío y otras más que facilitarán tu trabajo. También reducirán de manera considerable el tiempo que te toma hacer la purga.

6.  Prueba los frenos

Una vez terminada la tarea, asegúrate de limpiar bien todos los sitios en donde pudo haber caído líquido de frenos, para evitar que se puedan dañar. Es momento de probar que los frenos han quedado correctamente purgados: lleva tu coche a dar una vuelta, a una velocidad muy baja, y frena constantemente para probar que la sensación de pisar una esponja ha desaparecido.

Recuerda dar clic aquí para conocer más y mejores técnicas para mantener tu auto como nuevo.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO