En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Evita la Corrosión en los Faros de tu Auto
Evita Corrosión Faros

Evita la Corrosión en los Faros de tu Auto

No toda la corrosión se relaciona con metales u oxidación, también sucede en los plásticos cristales de los autos, como en los faros, los cuales presentan señas de corrosión con el paso del tiempo, que opacan el plástico.

Esto resulta en dos situaciones: daña el aspecto físico de tu auto y no permite que las luces iluminen correctamente el camino, limitando la visibilidad adecuada al conducir, lo cual pone en riesgo tu seguridad y la de los demás.

Cuando ya están opacos

Factores como el contacto directo con los rayos del sol afectan directamente a los componentes plásticos, pero podemos rehidratarlos con abrillanta, como lo haríamos para detallar elementos del interior del auto, para traerlos de vuelta a la vida con una simple tarea.

Toma pasta de dientes con bicarbonato de sodio y un cepillo de dientes viejo; frota enérgicamente los faros con la pasta hasta que los cubras por completo y si tienes acceso a una pulidora circular, puedes utilizarla antes de que la pasta se seque. Repite hasta que notes que los faros han recuperado su brillo e intensidad natural.

También puedes hacer una solución con un poco de bicarbonato de sodio y agua, para generar el elemento revitalizador.

Evita que los faros se dañen

La herramienta ideal es el lubricante multiusos, que además de prevenir que algunos contaminantes se queden pegados en piezas metálicas, tiene la función de anticorrosivo y repele elementos que pudieran dañarlos y que reaccionan con los rayos UV del sol y dan un tono amarillo los faros.

Después de lavar tu auto, y remoja un trapo limpio con lubricante multiusos y aplica una ligera capa sobre los faros: suficiente para que si vacías un poco de agua sobre ellos, la veas resbalar y no adherirse al plástico.

Lavar el auto

La manera más simple de prevenir estos problemas es lavar el auto constantemente. Si utilizas un jabón para carrocerías que esté formulado con cera, como una solución total, será más fácil prevenir que se adhieran los contaminantes que, junto con el sol, ocasionan la corrosión en el plástico.

Ya que te diste a la tarea de proteger tus faros contra la corrosión, sería una pena que no los cuidaras lo suficiente como para verlos opacarse de nueva cuenta, así que toma precauciones: lava el auto con frecuencia, aplica un poco de lubricante multiusos para evitar que los contaminantes que ocasionan esa corrosión se peguen a los faros, y sobre todo, visita nuestro blog para conozcas las mejores y más prácticas ideas de cómo darle mantenimiento estético a tu auto.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO