En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Cuándo cambiar los amortiguadores del auto?

¿Cuándo cambiar los amortiguadores del auto?

Los amortiguadores del auto son uno de los componentes que más castigo reciben, ya que protegen a los pasajeros y en sí a todo el vehículo, de golpes, impactos y vibraciones, por lo que después de un tiempo, es necesario sustituirlos o cambiarlos.

Pero ¿cómo podemos identificar el momento exacto en el que debemos cambiar los amortiguadores o algún componente de la suspensión?

 

La función de los amortiguadores

Entre los principales cometidos que cumplen los amortiguadores se encuentran el control de las oscilaciones de la suspensión para ganar adherencia a la vía, la mejora de la estabilidad en las curvas, la reducción de la distancia de frenado y el hecho de volver el andar más confortable al absorber las irregularidades del terreno.

Cuando el amortiguador está demasiado rígido, aunque haya un aumento de la estabilidad, se reduce el confort, mientras que si está demasiado blando podemos perder el control del vehículo. Por eso es tan importante mantener los amortiguadores en buen estado.

 

Síntomas de un cambio de amortiguadores

El auto brinca mucho

Cuando el auto rebota mucho se debe a que, el aceite o gas dentro del amortiguador no está pasando por la válvula, o no hay suficiente para generar un vacío y frenar el rebote del resorte. Esta será una señal para cambiar los amortiguadores, ya que no solamente el viaje se volverá incómodo, sino que al momento de tomar una curva tu auto puede experimentar problemas en la adherencia.

 

Ruido excesivo en la suspensión

Cuando la suspensión comienza a hacer ruido excesivo, será momento de revisar los amortiguadores y el resto del sistema, ya que, un amortiguador viejo o dañado, rechinará y golpeará con los topes plásticos, los cuales, están diseñados para que no golpee metal con metal, pero si son fuertemente golpeados, el ruido será notorio.

 

Dirección dura

Al momento de girar las ruedas, la suspensión se encarga de absorber parte del giro de la dirección, por lo que, si hay daños en los amortiguadores, la dirección se endurecerá.

 

Problemas de frenado

Al momento de frenar, la inercia del vehículo lo hace inclinarse hacia adelante, por lo que cuando los amortiguadores ya no están funcionando adecuadamente, el auto se “clavará” demasiado en la punta, haciendo que las ruedas traseras pierdan adherencia sobre el suelo y se alargue la distancia de frenado. Los frenos pueden realizar la presión de frenado necesaria sobre los discos o los tambores, pero requerimos de la adherencia de las llantas para detener y sostener al auto.

 

Aceite en los amortiguadores

Cuando encontramos una fuga de aceite en un amortiguador, podemos notar manchas de dicho aceite sobre la carcasa del amortiguador o amortiguadores y esto nos indicará que comenzaremos a presentar problemas en el sistema de la suspensión. Existen algunos talleres que reparan y rellenan los amortiguadores, solo toma en cuenta que una vez que ha existido una fuga, es muy probable que vuelva a suceder, debido a la presión que estos generan.

 

Cada 120 mil kilómetros

Al final del día, los amortiguadores son una pieza de desgaste que generan mucho esfuerzo, por lo que recomendamos que, si tu auto es de uso normal y no realizas trayectos con mucha carga, realices el cambio de amortiguadores cada 120 mil kilómetros, de lo contrario, buscar las señales antes mencionadas.


En el caso de los amortiguadores, son elementos que tienen que ver con tu seguridad y la de tus acompañantes, por lo que deberás de darle prioridad y agregarlo a la lista de mantenimiento de tu auto. Muchos otros sistemas tienen que ver con nuestra seguridad, ¡descúbrelos al dar clic aquí!

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO