En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Los Aceites Sintéticos en Autos Nuevos

Los Aceites Sintéticos en Autos Nuevos

Muchos conductores están inciertos sobre el uso de aceites sintéticos de motor o de origen mineral al adquirir un auto nuevo. El papel del lubricante es proteger al auto contra la fricción, las altas temperaturas y cualquier impureza que quede dentro del motor del auto durante el proceso de torno y fabricación.

En realidad los fabricantes de autos añadirán el aceite que es necesario para que el auto funcione de manera segura durante ese famoso periodo de asentamiento del motor, en el cual se corre el riesgo que haya remanentes de la producción que dañen al motor.

Al igual que todos los motores, los nuevos requieren de lubricación por medio del aceite desde el inicio, ya que hay piezas que aún no están formadas para hacer movimiento de manera suave con el resto, por lo que generan un mayor coeficiente de fricción: a esto se le llama asentamiento del motor del auto, y es en dónde nuestro aceite sintético se convierte en un elemento esencial.

Debido a las propiedades químicas del aceite sintético, este puede circular fácilmente, sin importar la temperatura ambiente ni la del motor desde el arranque, y no permitirá que la temperatura aumente gracias a la fricción innecesaria.

Las impurezas del motor

Hoy en día cada vez es menos común, pero en ocasiones la fabricación de los motores del auto deja algunas partículas metálicas a manera de residuos cuando se están formando los canales y cavernas del motor del auto, por donde circulan tanto el líquido anticongelante como el aceite lubricante. Estos pueden generar una obstrucción en los sistemas de enfriamiento y lubricación, que si no son atendidos de manera correcta dañarán un auto sin importar cuán nuevo sea. El aceite lubricante está encargado de llevar todos estos elementos ajenos al motor de manera suave al filtro de aceite, para que se almacenen sean desechados cuando se realice el cambio de aceite.

Si no existe un aceite lubricante que mueva las piezas de manera simple desde el inicio, pueden quedar atoradas o dañar otras superficies, y con el tiempo mostrar síntomas de falla o descomposturas.

Los fabricantes de autos hoy en día están enteramente conscientes de ello, por lo que agregarán el aceite lubricante que no dañará ni representará un riesgo para su motor, pero si quieres brindar mayor protección puedes solicitar aceite sintético desde el inicio y así estar más tranquilo.

Si quieres conocer más acerca del cuidado de los vehículos nuevos, y los no tan nuevos, visita nuestro blog donde seguramente encontrarás información útil.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO