En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Sistemas Fundamentales del Auto: Frenos
Sistemas Fundamentales Auto Frenos

Sistemas Fundamentales del Auto: Frenos

El sistema de frenos de tu auto es, sin lugar a duda, el más importante de todos los sistemas de seguridad que incluye, ya que el vehículo necesita detenerse y para ello se desarrollaron los frenos, junto con algunos de los primeros autos. Hoy en día la investigación continúa para hacerlos más eficientes y con una potencia de frenado más fuerte, aun cuando su diseño esencial se ha mantenido a lo largo de las décadas.

Los frenos que no funcionan de manera adecuada no harán su trabajo cuando se requiere. Por tanto no evitarán un accidente al detener el auto, sobre todo en situaciones de frenado de emergencia.

Historia de los frenos de los autos

En un inicio, los frenos de los autos no eran más que una palanca con un bloque de madera, como en las avalanchas, ya que se apoyaban sobre las ruedas de madera o metal y hacían su trabajo relativamente bien. Fue hasta que los hermanos Michelin inventaron los neumáticos que conocemos hoy en día (de hule y con aire por dentro), que se buscó una alternativa. El bloque de madera desgastaba la invención de los Michelin rápidamente y solo eran funcionales para velocidades de entre 10 y 20 kilómetros por hora.

Los frenos de disco fueron los primeros en ser inventados, pero al ser metal contra metal, el ruido era insoportable. Más tarde Herbert Frood inventó las balatas, muy parecidas a las que conocemos hoy en día.

Los frenos de tambor ya figuraban en el auto de Daimler y Benz, con un chicote que levantaba una palanca y eso el freno de madera que presionaría el tambor. No obstante fue Louis Renault quien los patentaría tal y como hoy los conocemos y usamos en autos de bajo desempeño y peso.

Los frenos hidráulicos, que como su nombre lo indica, requieren un líquido de frenos para operar, hicieron su aparición en 1921 en un auto de la desaparecida fábrica de autos de lujo Dusenberg y a partir de ese momento, todos siguieron.

Los primeros frenos hidráulicos funcionaban con sellos de piel, por lo que tiraban mucho líquido de frenos hasta que aparecieron los sellos y empaques de hule, que terminaron con el problema. Claro, incluso estos necesitan mantenimiento adecuado para funcionar bien.

Mantenimiento de los frenos

Al ser elementos con tanta importancia, el mantenimiento de los frenos del auto es una actividad que debe convertirse en costumbre. Son el único elemento que detiene el auto de forma segura. El mantenimiento de los frenos inicia con una inspección visual, que incluye:

  • Estado de los discos
  • Estado y vida de las balatas
  • Desgaste parejo de las balatas
  • Nivel de líquido de frenos y ausencia de fugas
  • Que no haya aire en el sistema de frenos
Accidente Frenos Descuidados

Los frenos en mal estado: discos rayados, balatas desgastadas, líquido de frenos con aire, o sistemas viejos; pueden ocasionar un accidente.

En caso que alguno de estos estos elementos que revisamos necesite atención, dirígete directamente con un especialista en frenos. De lo contrario, ve con el distribuidor que te vendió el auto, ya que desgaste no incrementa de forma lineal y entre más tiempo nos tardemos en atenderlo, el daño será cada vez mayor y más peligroso.

¿Con qué frecuencia revisarlos?

La revisión visual la puedes hacer una vez al mes, o antes de salir a carretera. Por otro lado es recomendable hacer la inspección mecánica integral del sistema, cada vez que realizamos un cambio de aceite. Así garantizarás que los frenos funcionan a la perfección. No es necesario realizar el cambio del líquido de frenos cada vez que se llevan a revisar.

Existen otros sistemas que son fundamentales para el correcto funcionamiento de tu auto, así como para la seguridad de sus pasajeros. Si quieres conocerlos, sigue esta liga.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO