En tu Vida  >  Tráiler  >  Sistema de enfriamiento de los motores a diésel

Sistema de enfriamiento de los motores a diésel

El sistema de enfriamiento de un motor a diésel, es el encargado de transferir el calor generado por la combustión y la fricción hacia el medio ambiente y de esta manera mantener controlada la temperatura de operación del motor.


El refrigerante circula por los pasajes del motor llamados camisas de refrigerante o de agua el cual absorbe el calor de las superficies calientes del motor y lo traslada al radiador, en donde se transfiere a la atmósfera.

El sistema de enfriamiento también ayuda a mantener la temperatura correcta del motor, de la transmisión y del sistema hidráulico mediante el uso de enfriadores de aceite.

 

Un radiador, con los ductos horizontales donde pasa el anticongelante y las líneas verticales que sirven para que el aire pase y enfríe el líquido.

 

La función del radiador en el sistema de enfriamiento

Una vez que el líquido anticongelante del motor ha recorrido todos los espacios y ha logrado nivelar la temperatura del motor, la temperatura de la mezcla entre agua y coolant sube significativamente, por lo que reducir el calor de esta mezcla es imperativo para que el anticongelante siga cumpliendo su función.

El radiador es un sistema de canales, normalmente fabricado en aluminio, que ayuda al enfriamiento del líquido que recorre el interior de los ductos.

El agua caliente entra al radiador por un depósito y tiene que pasar al otro depósito a través de los pequeños conductos del panel a los que cede el calor porque están más fríos. El aire de la marcha atraviesa el panel por la parte exterior de los conductos y recoge el calor de éstos, volviendo a bajar su temperatura.

 

Diferencia entre el anticongelante de motor a diésel con el de gasolina

La diferencia entre el anticongelante de motores diésel y el de motores de gasolina recae esencialmente en permitir que la dispersión térmica del bloque del motor sea mucho más controlada y que la explosión dentro de la cámara de combustión sea únicamente con compresión, y no con la bujía incandescente.

Para esto, la distinción está en la composición química del líquido, que no permite que la temperatura del líquido anticongelante suba rápidamente, llevándose la temperatura del bloque, al contrario, la incrementa paulatinamente, lo que hace que la temperatura del bloque se mantenga a la temperatura ideal de operación.

Al final del día, el sistema de enfriamiento de los motores diésel como de gasolina son muy similares y cumplen el mismo propósito, aunque con un objetivo ligeramente distinto, por lo que debemos tomar en cuenta el mantenimiento del sistema de enfriamiento debe de ser parte esencial para el buen funcionamiento de nuestra unidad.

Si quieres conocer más sistemas importantes para tu vehículo y como mantenerlos, da clic en esta liga.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO