En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Por qué los Todoterreno siguen usando Transmisión Automática?
Por qué los Todoterreno usan Transmisiones Automáticas

¿Por qué los Todoterreno siguen usando Transmisión Automática?

Los autos han evolucionado a lo largo de la historia, lo mismo ha sucedido con las llamadas cajas de velocidades. Cada año surgen nuevos componentes para hacer las transmisiones más rápidas o más confortables, por ejemplo la transmisión CVT.

Sin embargo en algunos casos seguimos utilizando las transmisiones más básicas para aplicaciones específicas. Tal es el caso de los vehículos todoterreno, que equipan dos tipos de transmisiones. Algunos con transmisiones manuales y en su mayoría, transmisiones automáticas convencionales. Aunque existen excepciones que equipan transmisiones CVT.

 

Transmisiones manuales para off road

 

Cuando hay que cruzar caminos sinuosos y difíciles, una transmisión manual es la principal elección de la mayoría de los entusiastas de las actividades a campo traviesa o quienes deben de utilizarlos por su trabajo.

La razón es sencilla, debido a que en todo momento puedes controlar la entrega de potencia de las ruedas utilizando el embrague o clutch.

Otra de las ventajas de una transmisión manual para actividades todoterreno es que la entrega de la potencia entre el motor y las ruedas se hace de manera más directa y, al seleccionar los engranes directamente con la palanca, no se depende del espacio en el que se genera presión hidráulica.

 

Transmisiones hidráulicas en actividades Todoterreno

 

Existen personas que aún así prefieren las transmisiones automáticas para cualquier actividad. Muchos se preguntan, ¿por qué no se utilizan transmisiones más modernas para este tipo de vehículos?, la respuesta es muy simple.

Una transmisión automática tradicional está compuesta por engranes de acero, muy resistentes y es por ello que pueden cargar todo el peso del vehículo en situaciones un tanto difíciles de recorrer, como las subidas o si existe un obstáculo difícil de atacar.

En el caso de una transmisión CVT, la banda o cadena pueden tener una menor resistencia y en el caso de una Transmisión de Doble Embrague, están diseñadas para aceleraciones sumamente agresivas y sensación deportiva, cosa que no se busca en la mayoría de los vehículos todoterreno.

La transmisión automática funciona con presión hidráulica. Conforme el volante de inercia empieza a girar más rápidamente, el convertidor de torque o convertidor de par hace lo propio generando fuerza centrífuga, que a su vez mueve todos los engranes.

La presión hidráulica se genera gracias a un líquido de transmisión automática, que además de ser capaz de generar dicha presión, también se encarga de realizar la tarea de lubricación de los engranes de la transmisión.

Para que la transmisión pueda trasladar la fuerza del motor hasta las ruedas, está el diferencial del vehículo y una caja reductora que hacen la función de otra transmisión. En ocasiones, cambia la relación de giro entre la transmisión y las ruedas, para poder generar un poco más de torque para mover el vehículo; además de las ayudas de los sistemas de tracción y los diferenciales para que los vehículos no se atasquen.

Pero de ello hablaremos en otra ocasión, así que no te quedes a obscuras en cuanto al funcionamiento de los vehículos. Da clic en esta liga hoy mismo.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO