En tu Vida  >  Camión  >  ¿Por qué los Motores Diésel Necesitan un Aceite Especial?
Necesitas Aceite Especial Motor Diésel

¿Por qué los Motores Diésel Necesitan un Aceite Especial?

En el sentido más amplio, el aceite lubricante para motores a diésel está compuesto de la misma forma que el de motores a gasolina.

Están hechos por la mezcla de aceites lubricantes base y aditivos, para lograr el desempeño y protección ideales para el motor y sus componentes. No obstante difieren al momento de identificar cada uno de los requisitos de protección de cada tipo de motor que deben proteger.

Emisiones y convertidor catalítico

El convertidor catalítico es un cilindro entre el múltiple de escape del motor y la salida del escape, que contiene un bloque de metal poroso. Su tarea es convertir emisiones tóxicas en derivados amigables con la atmósfera y el medio ambiente.

Es ahí cuando empieza la diferencia entre los aceites lubricantes para motor a diésel y para motor a gasolina.

Convertidor Catalítico

El convertidor catalítico transforma las emisiones de la combustión en unas más amigables con el medio ambiente.

Los aceites para motor a diésel tienen un mayor índice antidesgaste, que proviene del dialquil-ditiofosfato de zinc. Por tanto los convertidores catalíticos de un motor a diésel están preparados para absorber las emisiones del mismo, mientras que los convertidores catalíticos de los autos, no. Aunque si tu auto es un modelo previo a 1975, es probable que no tenga un convertidor catalítico, por lo que no tendrás este problema.

La viscosidad del aceite lubricante

La viscosidad es una de las características más importantes de un aceite de motor. Para que cumpla con una función adecuada, el aceite tiene que ser distribuido de manera sencilla, por la bomba de aceite, además de proteger a los componentes del motor durante el arranque. Es por ello que es necesario apoyarnos de aditivos para aceite de motor y garantizar que el arranque en frío no afecte al motor.

Normalmente los aceites para motor a diésel tienen un coeficiente de viscosidad notablemente superior que aquellos diseñados para motores a gasolina, por lo que si utilizamos este tipo de aceites, donde no corresponden, surgirán muchos problemas.

El principal será la falta de capacidad de la bomba de aceite para distribuir el lubricante por todo el motor, en especial durante arranques en frío, durante los cuales la viscosidad se hace aún mayor y se dificulta que la bomba de aceite lo distribuya por los canales hechos para ello.

Niveles de aditivo

Los aceites para motor a diésel tienen un mayor volumen de aditivos: los primordiales son antifriccionantes que permite a los motores soportar trabajos pesados.

Los aditivos tienen una gran cantidad de funciones, entre las cuales está contrarrestar los niveles de ácido y limpiar los ductos por los que pasa el aceite para motor, evitando que las acumulaciones tapen el libre flujo.

Si agregamos estos aceites lubricantes a motores de auto, el resultado puede ser daño en los anillos del pistón debido a que el detergente que contiene será demasiado fuerte para los anillos y afectará la compresión del motor y por lo tanto, su desempeño.

Los aceites para motor a diésel deben de ser identificados con la palabra diésel en la etiqueta o para motores a compresión, de esta manera, no habrá confusiones y podremos agregar el aceite motor, sin padecer riesgos.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO