En tu Vida  >  Lancha  >  Que tu Lancha Esté Mejor que las 3 Carabelas
Lancha Colón Motor

Que tu Lancha Esté Mejor que las 3 Carabelas

Cristóbal Colón llegó a nuestro continente hace ya algunos años, mucho antes de que las embarcaciones tuvieran motores o actuadores electrónicos que requirieran aceite lubricante o grasa lubricante. Es por ello que tardó 70 días en cruzar el Atlántico.

Durante estos días en altamar, las tres carabelas estuvieron expuestas a todo tipo de inclemencias, que pudieron dañar algunos de sus componentes. El viaje hubiera sido más sencillo con acceso a los siguientes consejos y sobre todo a los productos que aquí te recomendamos.

Limpieza

Colón no tenía la opción de limpiar el casco de sus embarcaciones, pero es fundamental mantener tu velero limpio. Para limpiar su casco, ten en cuenta que debes eliminar todos los contaminantes que se le pueden pegar antes de dar el siguiente paso: encerarlo.

El sarro y otros elementos ajenos a tu embarcación pueden ser removidos con un jabón quita manchas, pues tienen una mezcla de detergentes y solventes especiales que no daña los materiales sobre los que se utiliza.

Para encerar el casco de tu embarcación debes hacerlo como lo harías con un auto: considera que el residuo de la cera puede afectar el ecosistema del agua, por lo que es bueno usar una cera líquida de la que puedas remover el excedente con facilidad. Estas ceras no son tan dañinas para el medio ambiente gracias a sus componentes biodegradables.

Si el casco del velero está adecuadamente encerado también facilitará la: generará menor resistencia al entrar en contacto con el agua.

Grasas

En un velero existe una gran cantidad de piezas móviles, muchas de las cuales tienen componentes metálicos que en ocasiones sucumben contra la corrosión por el agua, sin importar si es dulce o salada y genera óxido. Este “cáncer” del metal puede ser evitado si engrasamos las piezas constante y adecuadamente.

La grasa multilitio es ideal para estos elementos del velero, ya que repele la humedad, y mantiene las piezas lubricadas y protegidas. Por ejemplo, las poleas de las velas están constantemente expuestas a humedad y agua, por lo que requieren grasa con buena resistencia al agua, sin que sea densa y pegajosa.

Aceite Lubricante

Al contrario de las tres carabelas, algunos veleros modernos tienen un motor fuera de borda para apoyarlos en caso que no haya viento o suceda una emergencia. También se utilizan en situaciones de mucho tráfico para moverse con rapidez y certeza.

El motor fuera de borda normalmente es de dos tiempos, que funciona muy parecido al de una motocicleta. Ten en cuenta realizar la mezcla de combustible y lubricante de dos tiempos, para garantizar su buen funcionamiento. En caso de que el motor del velero sea dentro de borda, un aceite lubricante náutico será el indicado para mantenerlo en buenas condiciones.

Al igual que con cualquier vehículo, el mantenimiento de una lancha debe ir de acuerdo con el uso que le des. Si requieres más información sobre cómo darle buen mantenimiento a tu embarcación, da clic aquí.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO