En tu Vida  >  Camión  >  La Historia de las Mezcladoras de Concreto
Historia Mezcladoras Concreto

La Historia de las Mezcladoras de Concreto

Las mezcladoras de concreto, en ocasiones llamadas erróneamente mezcladoras de cemento, son sistemas que mezclan cemento, grava o arena, con agua para formar concreto. Lo hacen de manera móvil para tenerlo listo cuando llega a su destino.

Gracias a este invento, las construcciones pueden transportar los materiales y mezclarlos en el camino, con lo que ahorran tiempo.

La historia de las mezcladoras de concreto

En 1917, Stephen Stepanian envió su solicitud para la patente de la mezcladora de concreto como la conocemos hoy en día, pero el departamento de patentes la rechazó, porque no creían que la plataforma del camión pudiera soportar el peso de la mezcla. Asimismo pensaban que el motor del camión no sería capaz de mover tanto peso.

Aunado a ello no había manera de probar que el diseño podía acomodar tanto al camión y su cabina, como al tambor de la mezcladora, además de que no tenían antecedentes para hacerlas funcionar con un mismo motor.

Patente Mezcladora

Imagen de la segunda vez que Stephan Stepanian solicitó la patente de la mezcladora.

Fue hasta 1928 que Stepanian tuvo éxito, pero la patente no le fue otorgada sino hasta 1933 y entonces comenzó a producirlas.

¿Cómo funciona una mezcladora de concreto?

El tambor mezclador no ha cambiado significativamente desde aquellas épocas, cuando unas palas de madera daban vueltas dentro del tambor, y mantenían la mezcla húmeda para que fraguara.

Aspas Tambor Mezcladora

Las aspas dentro del tambor de una mezcladora de concreto.

Hoy en día funcionan igual, pero las piezas de madera se han reemplazado por un tornillo gigante, que gira de manera infinita dentro del tambor, por lo que de la misma manera se mantiene húmedo el concreto. En la mayoría de las mezcladoras actuales, el tambor gira por medio de un engrane que da vueltas conforme lo hace la flecha cardan.

Cuenta con un clutch, un acoplador y un diferencial para evitar que gire cuando no es necesario. En otros casos, el tambor y las aspas funcionan con un motor independiente, que puede ser eléctrico o a diésel para aprovechar el tanque del motor del camión.

Mantenimiento a las mezcladoras de concreto

Existen dos partes fundamentales del mantenimiento de un camión mezcladora, el mantenimiento al motor que comprende lo normal y el estético. En cuanto al motor:

En cuanto a la parte estética, es común que las mezcladoras de concreto tengan residuos del mismo sobre la carrocería, los cuales son casi imposibles de quitar sin dañar la pintura del camión. Mantener la mezcladora limpia y encerada ayudará a que el concreto húmedo no se quede pegado y se seque sobre la superficie.

Además, encerar la carrocería y el tambor de la mezcladora es una tarea similar a la de un auto, solo que con una superficie mucho mayor. Si utilizas un sistema de cera líquida podrás realizar la tarea de una manera más fácil y veloz.

Al final del día una mezcladora de concreto es en esencia un camión, por lo que su mantenimiento es igual. Si quieres saber más sobre cómo darle mantenimiento al camión, podemos darte muchos consejos adicionales para que tu camión siga y siga trabajando para ti sin parar; descúbrelos aquí.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO