En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Evita la Corrosión en la Suspensión
Corrosión Suspensión

Evita la Corrosión en la Suspensión

Uno de los sitios del auto que normalmente dejamos más desatendidos durante el mantenimiento del auto detrás de los neumáticos del auto, en la salpicadera. Ahí se encuentra la suspensión del auto y el sistema de dirección y aunque es de difícil acceso es necesario darle mantenimiento.

  1. Limpieza de la suspensión

Una vez cada 6 meses es importante lavar la parte inferior de cualquier vehículo, te sorprenderás de la cantidad de mugre, lodo, tierra y aceite viejo que se adhieren a la parte inferior del auto. Para esto es importante que tengas una lavadora a presión o de lo contrario que lo lleves a un auto lavado, para que te apoyen a quitar toda esa suciedad.

  1. Engrasa los componentes

Una vez que ya no hay nada de suciedad en los componentes de la suspensión y la dirección, engrasa todos los expuestos a la corrosión: juntas, mangos, amortiguadores y otras piezas expuestas a fricción. Una grasa de juntas homocinéticas es tu aliada perfecta. Provee lubricación al chasis, necesaria para protegerlos de la fricción y la temperatura. También repele la humedad y con esto, se evitará la formación de oxidación y corrosión que causará averías y fracturas en los componentes.

Algunos de los beneficios relacionados con utilizar de la grasa de juntas homocinéticas para tu suspensión incluyen:

  • Protege contra la herrumbre y corrosión.
  • No se escurre a altas temperaturas.
  • Presenta alta resistencia mecánica.
  • Repele las partículas de agua y la humedad.
  1. Evita que se pegue suciedad a los sistemas

Una vez que has lubricado todos los componentes que lo requieren, ahora es momento de evitar que la suciedad se quede pegada, porque desafortunadamente no podemos evitar que todos esos contaminantes existan, así que es momento de aplicar lubricante multiusos a toda la parte inferior en las que no has aplicado la grasa de juntas homocinéticas, de esta manera, también fomentarás que todos esos elementos ajenos y dañinos se queden pegados, e incluso, que repela algo de la humedad que se levanta del piso, las terracerías y el medio ambiente.

Al final del día, y al estar al día en los mantenimientos del auto, no nos resultará nada difícil tener paz mental con respecto a la suspensión si la protegemos de manera adecuada, limpiar, engrasar y lubricar serán los pasos necesarios para estar tranquilos. Así como este consejo hallarás más información útil si das clic en esta liga para visitar nuestro blog.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO