En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Dos Funciones del Líquido de Transmisión Automática
Funciones del Líquido de Transmisión Automática

Dos Funciones del Líquido de Transmisión Automática

Desde su aparición comercial en 1948, la transmisión automática Hydra-Matic fabricada por la marca estadounidense Oldsmobile, ha sido un excelente socio para agregar confort al vehículo y al mismo tiempo un misterio en cuanto a su funcionamiento. Tienen tantas variables que resultan sumamente complejas, sin embargo, aún tiene una gran cantidad de utilidades en la industria.

Algo que no ha cambiado, es requerir un líquido de transmisión automática para su funcionamiento, al cumplir con dos funciones importantísimas.

 

El líquido de transmisión lubrica

 

Una de estas dos funciones, es disminuir el coeficiente de fricción entre los engranes y componentes que tienen contacto o trabajan contra otro.

Los componentes, especialmente los engranes metálicos, al interactuar entre ellos generan fricción. Esta genera desgaste y altas temperaturas que terminan por debilitar los elementos hasta doblarlos, romperlos o dañarlos.

Al mismo tiempo que lubrica, el aceite de transmisión no permite que la temperatura suba al disminuir el coeficiente de fricción. Sin embargo, si existiera una mayor temperatura, cumplirá la función de enfriar los componentes al entrar en contacto con ellos.

 

Presión hidráulica

 

La otra función del líquido de transmisión automática es generar movimiento, acoplamiento y presión hidráulica. ¿Cómo? Al estar la palanca de velocidades en posición avanzar, el volante de inercia del motor moverá la mitad del convertidor de torque.

Este componente está lleno de líquido de transmisión y la otra mitad tiene unas especies álabes como en un turbo cargador, el mismo movimiento generado hará que la segunda mitad comience a moverse. Esta segunda mitad esta acoplada con el resto de la transmisión y al moverse todos los componentes internos se moverán.A partir de este paso, su función será la de generar presión hidráulica, circular por un laberinto llamado cuerpo de válvulas y encontrarse con la resistencia de distintos embragues, balines y resortes. Conforme la presión se incrementa, podrá mover y abrirse paso para la siguiente velocidad.

La presión hidráulica será la encargada de determinar en qué relación de engranes deberá estar la transmisión. La válvula de primera velocidad siempre estará abierta, sin embargo, al pasar por el laberinto, abrir un par de compuertas y llegar a la válvula que los engrana para dar la relación de segunda velocidad. Entonces la relación cambiará y así sucesivamente, lo mismo cuando desaceleramos, se ira perdiendo presión, por lo que el líquido de transmisión no podrá mantener abierta la válvula de quinta y esta se cerrará regresando a cuarta.

Puede ser que ahora notes la importancia que tiene agregar un líquido de transmisión automática de calidad a la caja de velocidades de tu auto. Realizar la purga dentro del mantenimiento del auto cada 50 o 100 mil kilómetros, dependiendo el fabricante.

Si quieres conocer más acerca de todo lo que puede ayudar a tu auto a desempeñar mejor, estamos seguros de que aquí encontrarás muchas respuestas. Da clic aquí.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO