En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Qué es el líquido de transmisión automática y cómo elegirlo?

¿Qué es el líquido de transmisión automática y cómo elegirlo?

La patente de la transmisión automática data de 1921, pero no fue hasta 1948, cuando Oldsmobile introdujo al mercado la transmisión Hydra-matic, la cual, hizo popular la transmisión automática en los autos.


La transmisión es un elaborado sistema que se encarga de conducir la potencia desde el cigüeñal hasta las ruedas motrices.

Las hay de diferentes tipos y configuraciones, en función de la posición del motor (delantero, central o trasero; longitudinal o transversal), la ubicación de la tracción (delantera, trasera o integral) y la tecnología implementada (manual, automática, robotizadaCVT, o caja reductora -en el caso de los eléctricos-), así como sus variantes (tiptronic y doble embrague).

Actualmente, sus componentes ofrecen lubricación, sellado, estabilidad térmica, previenen la oxidación y el desgaste.

A continuación, te presentaremos algunos elementos que intervienen en el funcionamiento de la transmisión automática como lo es el líquido de transmisión, por qué es tan importante este líquido, y cómo seleccionar el mejor.

 

¿Qué es el líquido de transmisión y por qué debemos de prestarle atención?

El líquido de transmisión se encarga de generar fuerza centrífuga en el convertidor de torque, para comenzar a mover los engranes; a mayor fuerza, se genera mayor presión hidráulica que se traslada por los canales del cuerpo de válvulas, y hace presión sobre las mismas para engranar o desengranar los satélites que harán que se muevan las ruedas.

Además, de realizar estas funciones, el liquito ATF (como también se le conoce), lubrica todo el interior de la transmisión y elimina elementos que generan corrosión dentro de la misma.

 

¿Cómo elegir el líquido de transmisión adecuado?

1) Tipo de transmisión

Lo primero que debemos tomar en cuenta al elegir un líquido de transmisión automática, es el tipo de transmisión

Tal es el caso de las transmisiones continuamente variables y las transmisiones de doble embrague, las cuales funcionan sin necesidad de que el piloto realice los cambios, pero son totalmente distintas a una transmisión automática convencional.

El elemento que tienen en común estas tres transmisiones, es el convertidor de torque o convertidor de par y su función centrífuga, por lo tanto, requieren de un líquido de transmisión AT, pero debemos tomar en cuenta que no utilizan exactamente el mismo líquido debido a los requerimientos de cada una en cuanto a viscosidad y elementos que deben de movilizar con la presión hidráulica.

El laberinto por el cual de pasar el líquido de transmisión automática gracias a la presión hidráulica y así abrir y cerrar las válvulas.

2) Uso del vehículo

Los requisitos de una transmisión automática convencional en un auto deportivo difieren significativamente de un auto de carga, por lo que el líquido ATF, debe de ser el adecuado para cada auto.

La manera más simple con la que podemos acertar al tipo de líquido de transmisión que requerimos en nuestro auto, es leyendo el manual de usuario, y comparándolo con las especificaciones que encuentras en la etiqueta del producto o en la FICHA TECNICA que puedes encontrar en el sitio web de la marca.


Realizar la lubricación y mantenimiento de la transmisión automática nos puede ahorrar muchos dolores de cabeza y mucho dinero. Si visitas nuestro blog, podrás encontrar muchos consejos e información muy útil y evitar una costosa avería. ¡Visítanos ya!

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO