En tu Vida  >  Camión  >  Consejos de Mantenimiento a tu Camión
Consejos Mantenimiento Camión

Consejos de Mantenimiento a tu Camión

Ya que tu camión es tu herramienta de trabajo, es bueno dedicar tiempo a su cuidado, por lo cual tienes que estar dispuesto a meterte en sus rincones y engrasarte un poco las manos. Engrasar tu camión por ti mismo tiene una gran cantidad de beneficios y además es una experiencia satisfactoria; uno de ellos es hacer una inspección visual de todos sus componentes y asegurarte de que están en buenas condiciones.

La grasa de chasis tiene 3 funciones principales:

  1. Reduce la fricción entre piezas metálicas que tienen movimiento y están en contacto unas con otras.
  2. Protege a las partes engrasadas de la suciedad y el óxido.
  3. Se limpian las impurezas existentes.

¿En dónde tienes que aplicar la grasa?

Algunos elementos merecen más atención que otros. De ser posible levanta el camión para quitar el estrés de los baleros y los ejes que deben de ser engrasados. Este tipo de piezas tienen mucha exposición a agua y suciedad, por lo que deben de ser engrasadas de manera constante.

También es importante engrasar las rótulas y es la segunda prioridad en esta tarea. Usa grasa para juntas homocinéticas o grasa de chasis. Al igual que las rótulas, el balero del clutch debe de ser engrasado constantemente.

Agregar grasa automotriz al volante del motor para reducir el esfuerzo en su trabajo, especialmente durante el arranque del motor. Únicamente hay que tener cuidado con no excederse en la cantidad de grasa, ya que ésta se escurrirá por la respiración y ensuciará todo el chasis y el resto de la parte inferior del camión.

Los pistones de los calipers de los frenos requieren ser limpiados y engrasados constantemente, en especial los frenos de aire en los camiones, ya que tienen una mayor exposición a elementos que pueden ser contaminantes y dañinos, o prevenir su funcionamiento adecuado.

Consejos para aplicar la grasa

Es muy importante que utilices grasas automotrices de alta calidad y resistencia. Si son de baja resistencia, se escurrirán fácilmente y terminarán haciendo un desastre en todo el chasis, solamente acumulando tierra y suciedad por debajo, y no protegerán a tu camión de la misma forma.

Utiliza las herramientas adecuadas para la aplicación de las grasas automotrices, ya que son productos de consistencia pegajosa y muy densa, por lo que será difícil quitártelo de las manos o de cualquier otro lugar con el que entren en contacto. Es normal mancharse un poco, pero no terminar engrasado por completo uno mismo.

Una vez que hayas terminado de engrasar tu camión, recuerda los pasos que seguiste y el orden en que lo hiciste, ya que así mismo deberás hacerlo en el futuro para no olvidar engrasar ninguna parte del camión y dejarlo desprotegido.

Engrasar tu camión no es un trabajo que requiera mucho conocimiento, pero sí necesita dedicación, tiempo y esfuerzo en la aplicación de los materiales. Si no estás 100% familiarizado con los componentes de tu camión, será mejor llevarlo con un mecánico experto, quien sin duda podrá apoyarte. Hacer esto de manera regular te ayudará a mantener tu camión en perfectas condiciones e incluso, a ahorrarte muchos pesos.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO