En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Cómo cambiar el líquido anticongelante del auto sin sufrir en el intento?

¿Cómo cambiar el líquido anticongelante del auto sin sufrir en el intento?

El líquido anticongelante del auto cumple una función esencial en el funcionamiento del mismo vehículo, ya que se encarga de mantener la temperatura dentro del rango operacional de todos los componentes y así evitar el sobrecalentamiento del motor.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el líquido anticongelante pierde sus cualidades protectoras, un ejemplo de ello es la proporción de etilenglicol, el cual se ve reducido y, por lo tanto, el líquido queda más expuesto a la evaporación o al congelamiento, lo que pone en riesgo al motor.

Si esto sucede, es el momento ideal para hacer el cambio del líquido anticongelante. Si tú te encuentras en esta situación, aquí te damos algunos tips para que hagas el cambio de líquido anticongelante en un dos por tres.


Afuera el líquido anticongelante viejo

Lo primero que debes hacer es drenar el líquido anticongelante viejo, por lo que deberás abrir el tapón inferior del radiador y dejar que todo el líquido salga.

Para asegurarte que de que en el sistema de enfriamiento  no quede residuo alguno, agrega un poco de agua con una manguera, para que se vaya substituyendo y se lleve consigo todo el remanente del anticongelante.

Espera a que el sistema este totalmente vacío, y cierra el tapón del radiador.

Nota: no deseches el líquido anticongelante en la coladera o en un fregadero, mejor ponlo en un recipiente plástico, como una botella vieja de coolant y llévalo a un centro de acopio de residuos químicos, para que este sea manejado de manera segura y profesional.

 

Adentro el anticongelante nuevo

Para agregar el anticongelante nuevo, primero revisa cual es la relación de coolant con agua y si este corresponde con el especificado en tu manual de usuario.

Ya que tienes el producto adecuado, vértelo despacio dentro del depósito del anticongelante o el tapón del radiador; hacerlo de esta manera te ayudará a no generar burbujas dentro del sistema de enfriamiento, mismas que pudieran hacer más lento el enfriamiento del motor.

Una vez que hayas agregado la cantidad de líquido refrigerante de motor indicada en el manual del auto, cierra las tapas y tapones del sistema y enciende el auto para asegurarte que no tienes fugas y que el sistema esté funcionando correctamente.

Se recomienda hacer el cambio del anticongelante cada año, o dos veces al año en vehículos que recorren más de los 25 mil km al año.

 

Bardahl tu amigo al cambiar el líquido anticongelante

Así como el cambio de líquido anticongelante, existen muchas otras tareas del mantenimiento del motor que puedes realizar de una manera muy simple si tienes el tiempo y la herramienta adecuada, de lo contrario, siempre será recomendable que lleves el auto con un mecánico especializado. Si quieres saber más de cómo puedes llevar a cabo estas tareas, visita nuestro blog, seguramente podrás encontrar información que estabas buscando.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO