En tu Vida  >  Camión  >  Transmisión Automática en Tráilers
Transmisiones Automáticas en Tráilers

Transmisión Automática en Tráilers

La industria del transporte en nuestro país cada vez representa una mayor derrama económica. Más del 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto y que también, gracias a la posición privilegiada en la que se encuentra nuestro país, los tratados y rutas de comercio entre naciones, nuestras carreteras cada vez tienen mayor circulación de tráileres y camiones de carga, además claro de los autobuses.

Con turnos y distancias cada vez más largas, los operadores están buscando una solución al cansancio, que les permita sobrellevar el camino por más tiempo. Sin sacrificar la seguridad y la atención que un conductor de tráiler debe tener sobre el camino.

 

La transmisión automática para carga

 

Cada vez es más común encontrar tráileres con transmisiones automáticas que permiten al conductor desentenderse de la posición de la relación de la transmisión y de permitir que sea una computadora la que tome las decisiones. En el pasado, la tecnología no permitía que esto sucediera, convertía el avance ineficiente y mucho más caro que el de una transmisión manual del tráiler.

Hoy en día una transmisión automática es sumamente avanzada, y permite que las decisiones que toma la computadora en cuanto a la relación de giro entre el motor del tráiler con las ruedas que finalmente mueven toda la carga, se la idónea en ese momento, y por lo tanto, requerir menor esfuerzo por parte del motor para lograr el movimiento. Hoy en día puedes encontrar transmisiones de doble embrague y las tradicionales de engranes planetarios.

 

¿Cómo funciona la transmisión automática de los tráileres?

 

La función de una transmisión automática en un tráiler o camión es esencialmente la misma que encuentras en un vehículo particular o una camioneta. Un sistema de movimiento centrifugo de un líquido de transmisión para generar presión hidráulica, y conforme mayor presión, se aplica fuerza para abrirla y presionar otro engrane planetario o la otra bancada de embragues para acoplar una relación distinta. Cuando se desacelera, se pierde la presión hidráulica generada y las válvulas vuelven a cerrarse, permitiendo que los engranes planetarios se liberen, evitando el trabajo con el cigüeñal de la transmisión.

Debido a que la presión hidráulica va incrementando de manera paulatina, la transmisión no permitirá que se puedan brincar velocidades. Gracias a una computadora que calcula las condiciones del terreno, la inclinación, el peso del tráiler, y muchos otros factores. Esta, le ayuda a determinar la posición ideal y asiste al motor para la generación de presión del líquido de transmisión. La elección oportuna de la relación óptima de velocidades y los cambios oportunos de acuerdo con las necesidades para generar el movimiento puede resultar en consumo de combustible reducido en comparación con una transmisión manual.

En el futuro, cada vez se diseñarán transportes de manera más autónoma. La tecnología no solo hará más eficiente el trabajo de los conductores, también ayudará a evitar accidentes, haciendo las carreteras más seguras.

Si quieres saber más acerca de las tendencias de la industria del transporte, acércate a nuestro blog.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO