En tu Vida  >  Motocicleta  >  Evita la resequedad de las mangueras en la moto

Evita la resequedad de las mangueras en la moto

Puede parecer un poco extraño, pensar que el momento en el que más debemos preocuparnos por la resequedad en las mangueras de una motocicleta sea durante la época en la que más llueve, ya que se genera lodo, encharcamientos o se hace más difícil el tránsito sobre caminos de tierra.

Durante las lluvias, el agua que encontramos en los caminos está mezclada con tierra, aceite lubricante viejo, combustibles y otros elementos, que, al circular, se levantan y se adhieren al motor, lo que ocasiona oxidación en los componentes metálicos y resequedad en los elementos plásticos de la motocicleta.

¿Qué pasa cuando se resecan las mangueras de la motocicleta?

Normalmente existen tres elementos plásticos que hacen funcionar a las motocicletas:

  • Mangueras: tanto de anticongelante como frenos
  • Cables: el aislamiento del arnés eléctrico es normalmente plástico
  • Banda del tren motriz (en caso de que la moto cuente con este sistema)

Todos los elementos antes mencionados al momento de secarse necesitan de las partículas de humedad por lo que toman toda la humedad del hule (material principal de las mangueras), bandas y cables eléctricos, y es entonces que comienzan a presentarse los problemas.

 

La suciedad en el motor de la moto puede acabar en la resequedad de muchos componentes de la motocicleta y eso derivará en una descompostura.

 

La resequedad, provoca que el hule pierda las características que le permiten tener flexibilidad, ejemplo: las mangueras de líquido anticongelante soportan algunos cambios de presión, y si no pueden cambiar ligeramente su tamaño y forma, entonces la presión las rompe.

En el caso de los cables eléctricos, el calor generado por la transmisión de electricidad y un aislamiento seco, ocasionarán que este no pueda absorber el calor y expandirse y se romperá, esto puede ser un gran problema que pudiera incluso terminar en un incendio.

 

Consejos para evitar la resequedad de las mangueras

 

Está claro que queremos evitar que todos los elementos de hule que están involucrados en el funcionamiento de las motocicletas tengan cualquier tipo de resequedad, y para ello te recomendamos las siguientes acciones.

 

  • Mantén el motor de la motocicleta limpio y de preferencia, usa un aerosol lava motores, para remover todos los elementos contaminantes y dejar una capa protectora que no permita que se peguen o adhieran elementos nocivos a las superficies del motor

 

  • Revitaliza al plástico de los componentes, esto lo puedes lograr, con un líquido abrillantador. Aplica con un esponja una pequeña capa y deja secar el hule, después, vuelve a aplicar otra capa, hasta que el hule regrese a su color original, es entonces que te darás cuenta que el hule está humectado

 

  • Reemplaza los componentes resecos en caso de que existan cuarteaduras para evitar futuros fallos

 

Revisar y garantizar la humectación de las mangueras y la limpieza del motor de la motocicleta debe ser parte esencial del servicio de mantenimiento. Para conocer más consejos acerca de cómo cuidar y mantener el motor de tu moto, te recomendamos que visites nuestro blog.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO