En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Qué es el efecto submarino y por qué evitarlo te puede salvar la vida?

¿Qué es el efecto submarino y por qué evitarlo te puede salvar la vida?

El 90% de los accidentes de tránsito en nuestro país son ocasionados por el conductor y de esos, cerca del 40% tienen que ver con malos hábitos de manejo, por lo que necesitamos cambiar esta situación si queremos movilizarnos seguros

Para hacerlo, debemos de empezar por algo muy básico, que es la de asumir la posición correcta a la hora de manejar y así evitar entro otras cosas el famoso efecto submarino.

¿Qué es el efecto submarino?

El “efecto submarino”, es la causa de llevar el cinturón de seguridad holgado y no ir de forma correcta al volante, por lo que el cuerpo comienza a deslizarse debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad.

Esta situación puede llegar a ser muy peligrosa por tres motivos:

  • Por un lado, aumenta el riesgo de chocar contra el volante ya que el cuerpo continúa su deslizamiento por delante.
  • Por otro lado, el cinturón presiona sobre una parte blanda del cuerpo como es el abdomen, lo que puede producir lesiones internas en caso de frenar bruscamente.
  • Si el deslizamiento se produce en exceso, el cuerpo puede llegar a dar directamente contra la parte baja del vehículo y ocasionar una fractura a la hora de un enfrenón.

La posición correcta de manejo

Altura del asiento

El primer paso es la altura del asiento y se mide contra el techo del auto, lo que buscamos es que tengamos el espacio de un puño entre nosotros y el toldo del vehículo. Con este paso disminuimos la posibilidad de golpear el toldo con la cabeza en caso de un bache o tope, o peor aún si volcamos.

Ajusta tu cadera

Como segundo paso, debemos ajustar la distancia de la cadera y piernas a los pedales. En este paso, debemos presionar el pedal de freno a fondo, manteniendo un ángulo de aproximadamente 100º en la rodilla.

Tomemos en cuenta que la cadera debe de estar hasta atrás, justo en la unión del respaldo y el asiento, solo de esta manera, evitaremos el famoso efecto submarino que nos desliza hacia la parte de enfrente.

La razón detrás de este paso es que, en caso de una emergencia en la cual se requiera aplicar los frenos de manera intempestiva, podamos realizarlo de una mejor manera y la presión del líquido de frenos active el sistema de manera rápida. Otra razón por la cual seguir este consejo, es que, si nos deslizamos hacia abajo, nuestra pierna funcione como un amortiguador.

Posición de tu espalda

Tomando el volante  simulando que es la caratula de un reloj, coloca las dos manos por encima del volante a las 12 en punto, coloca la muñeca sobre el volante, de tal manera que puedas mover las manos hacia arriba y hacia abajo; asegúrate que tu espalda está perfectamente recargada sobre el respaldo, que tu cadera no se ha despegado y que el cinturón de seguridad esté correctamente posicionado sobre el hombro y sobre la cadera, no sobre el abdomen.

Colocación de tus manos al volante

El paso número 4, también uno que a todos nos cuesta un poco de trabajo acostumbrarse, las manos deben de estar siempre a las 9 y a las 3 de la tarde, tomando en cuenta que el volante es un reloj. Los volantes están diseñados para que, si necesitas manipular los controles al volante lo puedas hacer solo moviendo el dedo. Al momento de colocar tus manos de esta manera, estarás generando un ángulo en los brazos que evitará lesiones en caso de accidente.

La posición de las manos al volante siempre debe de ser a las 9 y a las 3

Coloca bien tu cabeza

El último paso es el apoyacabeza que debe de estar en su centro, a la altura de la parte superior de la oreja, esto te ayudará a que, en caso de accidente tu cabeza no rebote evitando o disminuyendo las lesiones del cuello.


El mantenimiento de los vehículos es otro de los sistemas para mantenernos seguros mientras conducimos, no olvides realizarlo y recuerda que, tenemos todos los consejos para mantenerte seguro mientras conduces, y lo único que debes hacer para obtenerlos es dar clic en esta liga. ¡Es gratis!

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO