En tu Vida  >  Motocicleta  >  Protege los Plásticos de tu Moto
Protege los Plásticos de tu Moto

Protege los Plásticos de tu Moto

Las motocicletas son vehículos muy prácticos, divertidos, pero también son de los que más están expuestos a los elementos y los contaminantes. Si no tenemos cuidado, estos elementos se pueden dañar muy rápidamente, ocasionando en el mejor de los casos, un aspecto descuidado de la moto y en el peor una avería.

El día de hoy nos enfocaremos en la parte estética, específicamente en el carenado de plástico o metal pintado, que es, por llamarlo de alguna manera la carrocería de la motocicleta. En muchas ocasiones, el sol hace que se reseque y pierda tanto el color, como la integridad del plástico, arriesgando romperse.

 

Primer paso, lavar la motocicleta

 

De nada sirve cuidar los plásticos de la moto si no la lavamos correctamente. Eliminar cualquier residuo de suciedad y grasa que pudiera estar pegado a la superficie y evitar que ocasione problemas. Una solución con mucho jabón es una gran opción para disolver todos los contaminantes, y de ser necesario, aplicar un desengrasante si se tiene mucha grasa pegada en los plásticos.

Después de lavar y enjuagar, debemos esperar un tiempo a que todos los plásticos y hules estén perfectamente secos, así la protección no disolverá ni se verá repelida por el agua.

 

Abrillanta para los plásticos de la moto

 

Abrillanta de Bardahl es un producto sumamente útil para conservar, proteger y restaurar los plásticos y hules de la moto, especialmente los que no tienen acabado de pintura que los pudiera proteger contra los rayos UV. La aplicación es sumamente simple, sobre todo una vez que has lavado la moto y esta se ha secado por completo.

  1. Coloca tu moto en la sombra y lejos de la luz directa del sol y de la lluvia.
  2. Ten a la mano una esponja suave para realizar el trabajo, asegúrate que esta limpia, sobre todo que no tiene tierra que pudiera rallar los plásticos.
  3. Agrega abrillanta generosamente en la esponja, permite que un poco del producto se absorba.
  4. Esparce el producto equitativamente en todas las superficies del carenado, por dentro y por fuera, notarás como en un inicio brillará con mucha intensidad.
  5. Permite que el abrillanta se absorba, esto puede tomar unos minutos, dependiendo que tan resecos se encuentren los plásticos y los hules. Si los plásticos tienen acabado de pintura, tu trabajo ha terminado.
  6. Repite la ecuación hasta lograr que los hules se vean como nuevos, y dejen de absorber el producto. Toma en cuenta que, para plásticos muy resecos, el proceso lo deberás repetir más de una vez en los primeros días.
  7. Una vez que has terminado, deja reposar la moto por al menos una hora para que el abrillanta se asiente bien en el hule y no se desplace con el viento.

Listo, tus plásticos de la moto no solamente estarán restaurados, pero también estarán protegidos contra agua, polvo y más importante aún, los rayos UV.

Conoce otras formas de cuidar tu moto en nuestro blog.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO