En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  ¿Por qué Necesita Aceite mi Transmisión?
necesita aceite transmisión

¿Por qué Necesita Aceite mi Transmisión?

Para entender por qué una transmisión necesita de aceite lubricante, primero debemos entender cómo funciona una transmisión.

Aunque parezca, las trasmisiones de un coche NO, repito NO son magia negra, Se trata de un sistema elaborado de engranajes que se sincronizan entre ellos y el motor, permitiendo el movimiento de las ruedas.

En el caso de la transmisión automática, es un convertidor de torque, el cual es un líquido que tiene como función realizar una conexión entre los engranes de la transmisión, los cuales tienen diferentes relaciones de velocidades y el motor.

Puesto en palabras simples: los engranes de la caja de velocidades de un automóvil, aunque sea un sistema mucho más complicado, funciona de una manera muy similar a la de una bicicleta, en donde un engrane y el posicionamiento de la cadena en un engrane u otro, define el torque o velocidad del pedaleo. De una manera u otra, se parece mucho a las transmisiones cónicas que hoy conocemos con las siglas CVT.

¿Por qué lubricar?

Si la cadena de una bicicleta, que como ya explicamos, es un sistema infinitamente más simple que el de un automóvil, requiere cuidado y lubricación, un sistema con cientos de piezas móviles requiere también de un cuidado especial y minucioso.

En una transmisión esos cientos de piezas se encuentran en constante movimiento y en contacto con otras piezas metálicas, las cuales embonan unas con otras, generando un alto nivel de fricción. Al igual que las piezas móviles en un motor, las transmisiones requieren de un agente lubricante que promueva una interacción más sana entre las piezas y al mismo tiempo proteja todos los elementos contra el desgaste prematuro y las altas temperaturas provocadas por la misma fricción.

Tipos de aceite para transmisión

De la misma manera que en los motores, existen diferentes tipos de aceite, dependiendo de su peso y viscosidad, y cumplen con distintos requerimientos según el tipo de transmisión, marca del auto, temperatura ambiente donde se utilicen y el uso que se le da a la transmisión.

Hoy en día es muy común el uso de transmisiones automáticas en el día a día de los autos. Por lo que es importante conocer las características comunes de un aceite lubricante para este tipo de utilidades, también conocidos como ATF.

Beneficios de lubricantes para transmisión

El fin último de los líquidos para transmisión automática es disipar el calor y promover una menor fricción entre los componentes, así como actuar como agente anticorrosivo y anti desgaste. Al evitar la fricción, promueve un funcionamiento suave, lo que quiere decir que mejorará el funcionamiento de la transmisión y generará cambios suaves.

Además de los elementos metálicos que se encuentran dentro de una transmisión, también existen elementos de plástico, como hules y empaques. Estos resisten altas temperaturas y presión provocadas por el funcionamiento natural de las transmisiones, por lo que es de suma importancia protegerlos.

Los empaques y hules se resecan y cuartean con el paso del tiempo y la exposición a altas temperaturas; el líquido para transmisión automática los protege, alargando su vida y la de la transmisión, así como manteniendo los líquidos dentro del housing de la transmisión y una constante lubricación.

La larga vida de una transmisión depende directamente del uso y mantenimiento adecuado de la misma. Utilizar productos de la mayor calidad garantiza que todos los elementos funcionen de acuerdo a sus especificaciones, prolongando su vida y generando un mantenimiento más sencillo de todos los elementos de tu automóvil.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO