En tu Vida  >  Camión  >  Lubricando el Interior del Camión
Lubricación Interior Camión

Lubricando el Interior del Camión

En la cabina del camión hay muchas piezas móviles de metal que pueden estar expuestas al óxido debido a la humedad del interior del camión. Esta suele estar escondida en sitios recónditos que necesitan lubricante y a mucha gente ni siquiera se le ocurre. Sin embargo hay movimiento en ellos, cuando se atascan por primera vez, comienzan las maldiciones por no haber atendido esas pequeñas y simples tareas de mantenimiento del interior del camión.

A continuación los puntos más importantes que debes considerar para evitarte dolores de cabeza en el futuro.

Los asientos del camión

Si eres la única persona que conduce el camión, entonces es usual olvidar los componentes que permiten ajustarlo. Por lo tanto la tierra y el resto de elementos que se acumulan debajo de los asientos crearán costras que con el tiempo formarán óxido en las piezas metálicas. Más adelante esto causará corrosión que tendrá dos efectos: dejará pegadas las piezas que deban moverse se queden pegadas, o peor aún, las romperá.

Esto sucederá en los rieles, en los discos de giro para reclinar el asiento del camión, o en los resortes que están por dentro. Para evitarlo existen tres tareas de mantenimiento que debes de hacer con frecuencia para que eso no suceda:

  1. Lavar las alfombras cada dos meses con un quitamanchas, para evitar que existan contaminantes en las alfombras del camión.
  2. La segunda es limpiar el asiento y su base cada quince días, y así asegurarnos que el polvo que está en las superficies no formará esas costras.
  3. Aplicar grasa lubricante a los rieles y los platos del asiento, para que estos se puedan mover libremente y además repeler la humedad, previniendo la formación de óxido.

Los elevadores de las ventanas y seguros

Las puertas y ventanas nos protegen de la lluvia y otros elementos del clima, sin embargo dentro de la puerta hay muchas filtraciones de agua, que humedecen los elevadores de ventanas del camión, sin importar si estos son manuales o eléctricos. Estos tienen muchas piezas metálicas que comienzan a oxidarse y a generar problemas para su correcto funcionamiento.

La grasa multilitio será el producto ideal, ya que tiene una alta adherencia a las superficies y además es resistente al agua. Esta parte del mantenimiento puedes hacerla cada 3 o 4 meses, según la cantidad de agua que le haya caído al camión durante ese tiempo.

Las bisagras

Las puertas te permiten el acceso al camión, así como dejan fuera al resto del mundo. Si presentan óxido no podrán cerrar correctamente, por lo que empezarán a descuadrarse y dejarán que entre agua. Esto se debe a que no habrá un sello correcto con los empaques de las puertas y dejarán expuesto todo el interior del camión a las condiciones climáticas.

También puedes lubricar las bisagras cada dos meses, y dependiendo de la época del año, puedes utilizar lubricante multiusos o grasa de bentona para mantener la humedad causante del óxido lejos y prevenir la fricción.

Existen muchos otros sitios en donde puedes utilizar lubricante multiusos para facilitar los movimientos de piezas en el interior del camión. Hacerlo regularmente es parte fundamental del mantenimiento del camión. Si quieres más consejos prácticos de cómo atender a tu camión y consentirlo, visita nuestro blog, seguro podremos ayudarte.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO