En tu Vida  >  Motocicleta  >  Líquido De Transmisión De Motocicleta
Líquido Transmision Motocicleta

Líquido De Transmisión De Motocicleta

Uno de los componentes que no podemos descuidar en los vehículos es la transmisión, ya sea automática o manual. En las motocicletas sucede igual. La gran diferencia es que por cada cambio que se realiza en un automóvil, un conductor de motocicleta hace poco más de tres, por lo que el esfuerzo que implica es inmenso: genera mucha fricción por la interacción de los engranes, lo cual incrementa la temperatura dentro del habitáculo.

Antes de poder hablar de cómo debemos de mantener una transmisión de motocicleta, debemos explicar un poco lo que sucede dentro de la caja de velocidades, conocida así porque es un habitáculo que contiene todos los engranes que, al estar trabajando con otros, hacen que el movimiento de la motocicleta sea a distintas velocidades.

Como podemos darnos cuenta por la imagen de arriba, una transmisión está compuesta por una gran cantidad de engranes, los cuales se encuentran constantemente girando. Unos de estos engranes, que son llamados sincronizadores o sprockets, se enganchan con otros, alternando la relación de velocidad y potencia según se van realizando los cambios de velocidad desde la palanca.

Los engranes, salvo cuando están en neutral que permite que giren libremente, se encuentran conectados con el motor, el cual los impulsa en distintos habitáculos. Es por eso que tanto la lubricación del motor de la motocicleta, como la de la caja, deben tratarse por separado.

El impulso del motor a la transmisión hace que los engranes se conecten, causando el movimiento con el tren motriz, que está encargado de mover la rueda trasera de tu motocicleta. Esta acción genera contacto de metal directamente con metal, lo cual necesita un elemento anti friccionante que proteja a las piezas, prevenga el incremento de la temperatura y desgaste debido a la fricción entre las piezas. También sirve para evitar la acumulación de grumos de residuos tanto de los engranes como del lubricante, que puedan obstaculizar el libre movimiento de las piezas que se encuentran en la caja de la transmisión.

Líquido de transmisión

Es aquí donde el líquido de transmisión juega un papel muy importante. Primero que nada, se le llama líquido de transmisión debido a que sus compuestos son mucho más ligeros que los de un aceite lubricante, haciendo que su consistencia se parezca a la de algún líquido, pero siguen siendo un aceite lubricante, aun cuando sea de menor viscosidad.

En las motocicletas, salvo en las motonetas y algunos otros casos, normalmente encontraremos transmisiones manuales, que no requieren la presión del líquido como activador de las piezas, ya que se genera de manera mecánica con la palanca de velocidades.

Existen dos tipos de líquido de transmisión: automática o ATF y manual. Ambos están diseñados para hacer más eficiente el funcionamiento de la transmisión, pero debido a los componentes de las diferentes cajas de velocidades, sus compuestos, desarrollo y características los hace distintos, pero de eso hablaremos en otro momento.

No estamos diciendo que un líquido de transmisión manual no funcione en una automática, en caso de alguna emergencia, es mejor contar con cualquier tipo de lubricación a no contar con ninguna; simplemente nosotros no lo recomendamos.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO