En tu Vida  >  Motocicleta  >  Limpieza del Sistema de Enfriamiento de la Moto
Limpieza Sistema Enfriamiento Moto

Limpieza del Sistema de Enfriamiento de la Moto

El verano ha terminado y es probable que el calor, la lluvia y todos los kilómetros que le has inyectado a tu motocicleta, hayan tenido un efecto sobre el líquido anticongelante. Por tanto es el momento perfecto para purgar el sistema de enfriamiento, limpiarlo y cambiar el anticongelante.

Si tu moto es enfriada por aire, da clic en la siguiente liga para que puedas ver información relevante a tu moto: llévame a la información.

Aunque la mayoría de los fabricantes recomiendan hacerlo cada dos años, nosotros recomendamos hacerlo cada año, justo cuando comienza el otoño. Esto debido a que el anticongelante ha trabajado arduamente con el calor del verano y ahora deberá enfocarse a climas más fríos, con un trabajo totalmente opuesto.

¿Por dónde empiezo la limpieza del sistema de enfriamiento?

Lo primero es asegurarte de que el motor se encuentre frío, o por lo menos con baja temperatura. Si abres el depósito o drenas el anticongelante con el motor caliente, corres el riesgo de quemarte.

Coloca la moto en una posición vertical, lo más recta que puedas, y desarma los paneles que requieras para tener acceso al tornillo de drenaje del líquido anticongelane. Toma un recipiente en donde puedas vaciar el líquido viejo y deshacerte de él de manera segura.

Purga Moto Anticongelante

Al purgar el anticongelante de la moto nos preparamos para agregar uno nuevo.

Remueve el tornillo inferior de la bomba de agua y permite que genere un poco de vació cuando comience a caer el anticongelante. Entonces afloja la tapa del depósito del anticongelante y deja salir todo el líquido del sistema.

En caso que lo haga lentamente, agrega agua con una manguera y enciende la moto para que el agua y líquido anticongelante salgan por la presión generada por la bomba de agua, sin arriesgar un sobrecalentamiento del motor. Esto también limpiará el sistema de cualquier residuo de anticongelante viejo que pudiera quedar en alguna de las venas del motor.

Una vez que has terminado, debes de colocar un nuevo sello del tornillo de purga y apretarlo lo suficiente. Cuídate de no hacerlo demasiado fuerte, para no arriesgar que se deshaga la cuerda y te genere un mayor gasto.

Revisar el sistema de enfriamiento

Una vez que está vacío el sistema de enfriamiento, es momento de revisar que los componentes se encuentren en perfecto estado y que no hay riesgo para el bienestar del motor de la moto. Las mangueras deben de estar en buenas condiciones: tener algo de movimiento y no estar resecas. Asimismo las abrazaderas tienen que estar libres de óxido y corrosión, y sobre todo, bien apretadas.

Rellenar el anticongelante

Desafortunadamente rellenar el anticongelante no es simplemente vaciarlo en el depósito y salir a rodar. Al igual que con el líquido de frenos, aire se cuela en el sistema y complica la función de presión, y en este caso, sustitución de calor. Las burbujas de aire deben de ser eliminadas de la ecuación; en otras palabras: debes purgar el sistema de anticongelante.

Una vez que has rellenado el depósito y está en su máximo nivel, puedes hacer la purga de dos maneras. Una es con la tapa del pulmón del anticongelante abierta, mece la moto hacia los lados, y de ser posible un poco de adelante hacía atrás, para que el movimiento sea el encargado de llevar las burbujas de aire hacia arriba.

Si lo deseas puedes encender el motor de la moto, de nuevo manteniendo abierto el tapón superior sistema, y esperar a que el sistema comience a circular el anticongelante, permitiendo que el aire atrapado se libere.

Así como purgar el anticongelante es un paso fundamental para el mantenimiento de la moto, existen más cuidados que debes tener, por lo que es fundamental que des clic aquí, para descubrir otras maneras en las que puedes darle el mejor mantenimiento a tu motocicleta.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO