En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  La visibilidad en tu auto
Visibilidad Espejos Ventanas Limpieza

La visibilidad en tu auto

Si no contamos con una visión clara de todo lo que nos rodea mientras conducimos, no tendremos oportunidad de reaccionar de forma adecuada ante una posible situación de peligro. Tampoco contaremos con la misma información para tomar las decisiones necesarias, por lo que podemos decir que estamos conduciendo a ciegas.

Desde la limpieza de los cristales de nuestro auto, hasta la manera en la que acomodamos nuestros espejos, juegan un rol fundamental en la seguridad de nuestra conducción. Esto no es una novedad, y aun así, la mayoría de las personas todavía conducen con algunos de los elementos de manera inadecuada.

El ajuste de los espejos

Una de las principales causas de accidentes en las autopistas es debido a la falta de visibilidad de los autos en el entorno, ya sea por no revisar los espejos constantemente o por obstrucciones diversas.

Espejos-Visibilidad

En la imagen de arriba vemos claramente cómo en las figuras 1 y 4, el auto azul tiene completa visibilidad sobre los autos que están a su lado, sin necesidad de tener el auto propio como referencia.

Por su parte, en las figuras 2 y 5, el conductor utilizó como referencia los costados de su auto, y vemos claramente cómo se pierde la posibilidad de ver el auto rojo, el cual no solo debe de ir a una mayor velocidad que el auto azul, sino también se encuentra más cerca, por lo que representa un riesgo importante si no es visto.

En cuanto al espejo retrovisor central debe de tener una visibilidad clara y libre de obstrucciones, no saturar esa parte con equipaje o con otras cosas, y mucho menos con personas, en el caso de las camionetas.

Limpieza de cristales

Tener los cristales del auto limpios es aún más importante, de lo contrario ni siquiera tendremos la capacidad de ver los espejos retrovisores. Hacerlo de manera correcta es la garantía de ver claramente hacia afuera del auto, y evitar que se empañe o que tenga reflejos extraños.

Para limpiar el parabrisas y los cristales del auto debes comenzar desde afuera hacia adentro. Toma un par de servitoallas y mójalas abundantemente con líquido limpiaparabrisas. Frota enérgicamente hasta que toda la suciedad, grasa y otros contaminantes de los cristales sean removidos. Una vez que has terminado y mientras aún se encuentra húmedo el vidrio, usa servitoallas secas o papel periódico para eliminar el resto de la humedad.

Una vez que has terminado, repite el mismo procedimiento por la parte interior, tomando en cuenta que deberás usar menos líquido, ya que los vidrios no están expuestos a suciedad tan corrosiva en el interior. Si eres fumador dentro de tu auto, la nicotina pegada en los ventanas es una de las principales razones por las que se empañan. En ese caso, deberás usar la misma cantidad que en el exterior.

De la misma manera, seca con toallas de papel limpias o papel periódico y después usa una toalla o microfibra con un poco de alcohol etílico, sobre las ventanas y parabrisas para evitar empañamiento. Al finalizar puedes usar la mismas toalla para limpiar los espejos retrovisores, pero solamente después de haber limpiado con líquido limpiaparabrisas antes para eliminar el exceso de suciedad.

Al terminar de limpiar, rellena el depósito del chisguetero o limpiaparabrisas con una mezcla de 50% agua y 50% líquido limpiaparabrisas y asegúrate que las líneas no estén tapadas y de que puedas rociar libremente todo el parabrisas para evitar que se le pegue la suciedad.

Si vas a salir a carretera, procura hacerlo antes de salir para evitar que los insectos que se estrellan contra él se queden pegados. Cuando esto suceda, aplica los limpiadores con agua antes de que se sequen las manchas, para removerlas fácilmente.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO