En tu Vida  >  Lancha  >  La Historia del Motor de Lancha
historia-motor-lancha

La Historia del Motor de Lancha

Los motores fuera de borda son sistemas de propulsión para las lanchas y otros tipos de vehículos acuáticos; normalmente se encuentran en un habitáculo sellado que incluye al motor mismo, la transmisión y la propela o turbina. Este tipo de motores se diseñó para ser utilizados en la parte exterior de la lancha, con la propela colgando de la parte posterior.

Interior de un motor fuera de borda

    Interior de un motor fuera de borda

Son el sistema más popular de propulsión para vehículos de agua, en especial las lanchas pequeñas. El sistema de dirección es muy simple, ya que giran sobre sus mismos puntos de anclaje en el vehículo. Debido a su tamaño y a que se encuentran en la parte exterior del bote, el mantenimiento de un motor fuera de borda (como el cambio de aceite), es mucho más simple que el de una lancha con motor integrado.

Historia de los motores fuera de borda

El primer motor fuera de borda que se conoce pesaba tan sólo 5 kilogramos, y tenía una propulsión electrónica; fue diseñado alrededor de 1870 por Gustave Trouvré y patentado en 1880. 25 años más tarde aparecieron los motores propulsados por combustibles como la gasolina, hechos por American Motors Co., pero no tuvieron mucho éxito.

Motor de Waterman

                         Motor de Waterman

El motor fuera de borda Waterman es considerado el primero de gasolina de este tipo, desarrollado por Cameron Waterman, estudiante de ingeniería de la universidad de Yale, quien lo patentó en 1905. El motor fuera de borda más exitoso fue el que inventó Ole Evinrude, quien vendió motores alrededor de todo el mundo.

Configuración de motores

Históricamente, la mayoría de los motores fuera de borda han sido motores dos tiempos por lo que su lubricación debe ser con lubricantes 2 tiempos, que se queman junto con la gasolina al momento de la combustión. Esto se debe a la simplicidad de estos motores, el bajo costo y su ligereza. Desafortunadamente la mayor desventaja que tienen estos motores es la cantidad de contaminantes que emiten debido a las altas cantidades de combustible y aceite no quemados que salen por el sistema de escape.

Hoy en día se están desarrollando una serie de motores eléctricos fuera de borda, para cumplir con los estándares de cuidado al medio ambiente y bajar las emisiones que producen y liberan a la atmósfera.

¿Sabias qué…?

La mayoría de los motores fuera de borda cuentan con un sistema de inclinación que les ayuda a que la propela no pegue en el fondo del cuerpo de agua mientras se navega por aguas bajas. Este sistema se puede activar de manera manual o electrónica.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO