En tu Vida  >  Camión  >  ¿Cómo Funcionan las Transmisiones de los Tráileres?
Transmisión Camión Tráiler

¿Cómo Funcionan las Transmisiones de los Tráileres?

¿Te has preguntado alguna vez cómo es que un tráiler o un camión puede cargar y arrastrar tanto peso? La respuesta es el torque. Como sabes la transmisión del tráiler se encarga de cambiar la relación entre el giro del motor y las ruedas, y es como comienza a avanzar, además de maximizar su capacidad de arrastre. Es claro que los motores diésel ayudan a moverlo, pero sin una transmisión sería imposible.

Hoy en día existen 4 tipos de transmisiones comerciales y cada una de ellas tienen sus ventajas. No obstante cuando tomamos en cuenta la cantidad de peso que mueven como función principal, debemos considerar que las transmisiones de engranes tradicionales, (sean automáticas o manuales) requieren que su composición sea la tradicional.

¿Cómo funciona la transmisión de un tráiler?

En el caso de las transmisiones automáticas, funcionan igual que en un auto. Gracias a la presión hidráulica provocada por el movimiento circular del volante de inercia y una de las secciones del convertidor de torque y el líquido de transmisión automática, hacen que el resto de los engranes giren, cada vez más rápido, conforme se presiona el acelerador.

Cuando hablamos de una transmisión manual, debemos tomar en cuenta que algunos tienen hasta 18 cambios distintos. Aun cuando la transmisión cuente con 6 distintos engranajes, tiene 3 pases distintos, que al usar cada uno da un cambio en la relación de engranes, y una relación de la transmisión distinta con torque o potencia diferentes.

Cuando colocamos la posición de “primera velocidad”, pero ya en movimiento, es necesario presionar un botón que tiene un actuador hidráulico o neumático, para que ingrese otro engrane en el mismo juego. Lo mismo sucede para la tercera vez que pasamos por ese sitio, solo con otra palanca que tenemos que presionar.

Si requerimos torque, necesitamos que el motor dé muchas vueltas por cada una de las ruedas. Así el movimiento comenzara poco a poco y el esfuerzo será menor. Cuando ya vamos a cierta velocidad, lo que requerimos es potencia para continuar, y es cuando nuestro motor da menos de una vuelta, entonces requiere menos esfuerzo y se mueve más rápido.

Mantenimiento de una transmisión de tráiler

El mantenimiento es similar a la transmisión de un auto, solo que a gran escala. Si en una transmisión automática de un auto requerimos entre 9 y 14 litros de aceite de transmisión, la de un tráiler o un camión puede llevar hasta 35 litros. Se requiere mayor presión hidráulica para movilizar una transmisión de mayor tamaño. Cada determinado tiempo se debe cambiar el aceite de transmisión, sobre todo para evitar fricción innecesaria en su interior, que pueda dejar rebabas y generar un daño.

En el caso de las transmisiones manuales sucede lo mismo y si no requieren reparación, estas transmisiones están selladas y no habrá razón para abrirlas y cambiar la grasa lubricante de su interior.

El principio de las transmisiones no cambia entre los vehículos, pues la función es la misma, por lo que su mantenimiento se mantienen igual. Pero como tienen gran diferencia en la cantidad de relaciones y en el esfuerzo que realiza cada una, debemos dedicar tiempo a practicar y volvernos expertos en su funcionamiento para no dañar sus componentes.

Si quieres conocer más acerca de cómo funcionan muchos de los sistemas del tráiler, entra a nuestro blog, en dónde tenemos mucha información y prácticos consejos. Hasta la próxima.

 

¿Te gustó este articulo? ¡Compartelo!

 

Articulos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO