En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Evita que la Batería del Auto Genere Corrosión
Batería Auto Corrosión

Evita que la Batería del Auto Genere Corrosión

Es prácticamente imposible que un vehículo funcione si le quitamos la batería. Es lo que nos permite arrancar el motor del auto y comenzar nuestro camino. En ocasiones la encontramos con una gran cantidad de formaciones alrededor. Ignorar esto puede resultar sumamente dañino para tu auto.

¿Qué se forma alrededor de la batería del auto?

La mayoría de las baterías de los autos funcionan con ácido sulfúrico, el cual genera una reacción eléctrica al entrar en contacto con líquido de la batería. Esto provee la energía necesaria para que el iniciar la marcha del auto y que arranque el motor. Una vez encendido el motor del auto, la batería es la encargada de operar gran parte de los accesorios como el aire acondicionado y la calefacción.

Ese ácido puede generar reacciones químicas con el plomo de las celdas y otros elementos. Con el tiempo comienza a salir de la batería del auto y empieza a formarse corrosión. Primero sucede en las terminales del auto y luego se expande a todos lados, generando corrosión debajo del cofre del auto.

La corrosión causada por la reacción del ácido sulfúrico de la batería es altamente tóxica. Y no solo para tu auto: si llega a los filtros del aire acondicionado, puede dañarte a ti y a tu familia. Además es un acelerador de la oxidación y facilita la corrosión en todas las piezas con las que entre en contacto.

¿Cómo evitar la corrosión de la batería?

El mantenimiento a la batería del auto debe de estar en nuestra lista de tareas como cuidado preventivo de nuestro auto, así como revisar el nivel de aceite o incluso las presiones de las llantas. Revisa que el nivel del líquido de batería sea el adecuado, cuando las baterías no son selladas, de lo contrario, corres el riesgo de que el ácido sulfúrico comience a enfebrecer, salir, y formar ese polvo blanco que apodamos como sarro.

Si ya hay un poco de sarro, lo primero será limpiar las terminales de la batería, para evitar que se propague y que continúe dañando otros elementos. Para ello rocía bicarbonato de sodio sobre toda la mancha de sarro y después, exprime un limón y deja que haga burbujas. Con un cepillo suave talla todas las superficies afectadas. Luego limpia con servilletas de papel desechables. No olvides de usar guantes.

Para evitar que esta situación se vuelva recurrente hay dos tareas fundamentales:

  1. Rellenar de líquido de batería cada vez que sea necesario.
  2. Rocía con un poco de lubricante multiusos para no permitir que la corrosión se quede pegada sobre las superficies y comience a esparcirse.

Un elemento primordial, como la batería del auto, también puede ser lo que descomponga muchos otros; ¡Evítalo! Visita nuestro blog en esta liga y descubre todas las divertidas y prácticas tareas que puedes hacer para dar mantenimiento a tu auto.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO