En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  La Dirección de un Auto

La Dirección de un Auto

Tu auto puede ir tan rápido como quieras y puede ser cómodo para toda la familia, pero sería totalmente inútil si le quitamos la dirección, pues ¿de qué nos serviría un vehículo que solamente se mueve hacia atrás y hacia adelante?

Los sistemas de dirección de los autos han mejorado a lo largo de los años, desde ser completamente mecánicas hasta las que conocemos hoy en día. Algunas incluso se asemejan los volantes de un videojuego con tanta tecnología que permiten programar la retroalimentación que te da a las manos cuando conduces. Entonces se vuelve interesante preguntar: ¿cómo funcionan?

Funcionamiento básico

Sin importar qué tan avanzada sea la tecnología, hay dos partes esenciales para toda dirección: un piñón y una cremallera, los cuales permiten transformar el movimiento circular del volante cuando lo giras, en un movimiento lineal que empuja y jala las llantas para dirigir al auto. Estos dos componentes son engranes, por lo que la lubricación es primordial para su buen funcionamiento.

Funcionamiento hidráulico

Debido a que una dirección de auto totalmente mecánica requiere gran esfuerzo para moverse, se desarrolló la dirección hidráulica, la cual asiste al conductor por medio de una bomba conectada a la banda de accesorios. Al momento de girar el volante, inyecta líquido de dirección para ayudar al movimiento de las ruedas.

El líquido de dirección no puede ser comprimido, por lo cual ingresa al cilindro de la dirección y es capaz de mover las piezas al recibir presión. La bomba de la dirección, también conocida como licuadora, es la encargada de generar dicha presión.

El líquido de dirección también lubrica los componentes de la misma y humecta los sellos, para garantizar que no ingrese tierra ni otros contaminantes que pueda causar corrosión en la dirección, y no permitir que el líquido de dirección salga.

Otros beneficios del líquido de dirección hidráulica son:

  • Maniobras suaves y silenciosas
  • Protege sellos y hules de dirección
  • Lubrica los componentes
  • Disminuye la fricción
  • Provee resistencia ante la oxidación

La dirección hidráulica también puede fallar; estos son los síntomas más comunes de un problema:

  • Ruido en la bomba o en la dirección: el líquido de la dirección se encuentra en un nivel bajo o requiere ser sustituido.
  • La dirección se pone dura: falta de líquido de dirección o debido a que la bomba de dirección está fallando o hay fuga en algún lugar.

Existen otros tipos de direcciones, algunos de los cuales se apoyan del líquido de dirección hidráulica y que no necesariamente están conectados a la banda de accesorios del motor, ya que esto puede tomar potencia del mismo consumir más combustible, por lo que usan motores eléctricos llamados direcciones electrohidráulicas. También las hay sin estar conectadas físicamente al volante y que utilizan motores eléctricos en vez de líquido para generar el movimiento.

Si quieres conocer más acerca de cómo nuestros productos funcionan dentro de tu auto, visita nuestro blog, en donde encontrarás información útil para cuidar tu auto.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO