En tu Vida  >  Camión  >  Diferencia de Sistema de Frenos: Camión y Auto
diferencia frenos camion auto

Diferencia de Sistema de Frenos: Camión y Auto

Muchas personas se nos han acercado para preguntarnos cuál es la diferencia entre los sistema de frenos de un automóvil convencional y los que utiliza un camión. Empecemos considerando cuáles son sus similitudes. Ambos sistemas están diseñados para una cosa, detener el vehículo, ambos funcionan por el principio físico de la fricción y ambos sistemas cuentan con tambores y cilindros y zapatas o balatas.

Los sistemas de frenos de los camiones funcionan de forma neumática, lo que quiere decir que su accionamiento se realiza por medio de aire comprimido. Utiliza unos pistones que tienen alimentación de parte de un compresor de aire y es a su vez controlado por válvulas, lo cual genera la presión y permite que estos pistones funcionen como prensas contra el tambor o disco de frenos, presionando sobre las balatas o zapatas.

Los sistemas de frenos de los autos convencionales funcionan de manera hidráulica, lo que quiere decir, que requiere la acción exponencial de esfuerzo de un líquido oleoso, sabemos que los líquidos no se pueden comprimir, por lo que generan presión sobre los pistones y aplican esa fuerza sobre las balatas o zapatas que friccionan al disco o tambor de frenos.

Ventajas y desventajas

La ventaja principal de los frenos de aire recae en la disponibilidad de los recursos para generar la acción de frenado, ya que la alimentación del sistema proviene del ambiente, por lo que “no se termina”, en cambio el líquido de frenos si puede terminarse.

La ventaja del líquido de frenos es simple, debido a que el fluido se encuentra en el sistema de frenos, por lo que al momento de accionar el pedal, no tiene LAG, o retraso, en la reacción ya que como el aire debe primero llenar el sistema, puede surgir un retraso sobre la acción.

Ya que hemos descartado el uso de líquido de frenos en los camiones, hablaremos un poco acerca de los diferentes tipos que existen.

Tipos de líquido de frenos

Hoy en día, los automóviles utilizan un líquido de frenos denominado DOT, que proviene de las siglas en inglés del Departamento de Transporte Norteamericano (Department of Transportation) y se dividen normalemente en 3; DOT-3, DOT-4 y DOT-5.

Ya que la mayoría de los autos y camionetas convencionales utilizan el producto DOT-3, es un fluido hidráulico formulado a base de glicoles, glicoéteres e inhibidores de corrosión con el propósito de ser utilizado en sistemas de frenado automotriz a disco y a tambor. Sus propiedades hidráulicas le permiten soportar grandes presiones para garantizar un frenado seguro. Los sistemas de frenos producen temperaturas de hasta 1,000 grados centígrados, por lo que estos productos no contienen agua, ya que al generar la presión y fricción, el agua se evaporaría y disminuiría el nivel del líquido, mermando la fuerza de frenado del sistema.

Uso del líquido de Frenos

Es importante mencionar algunos consejos para el manejo de este tipo de productos, ya que si no se siguen correctamente las instrucciones de uso puede causar el mal funcionamiento del producto o incluso algunos daños a la salud, a otros materiales y al vehículo.

El primer consejo es realizar un drenado completo del sistema una vez al año. Un punto importante, no podemos mezclar el líquido de frenos con agua, ya que esto alteraría el punto de ebullición, disminuyéndolo, arriesgando que se evapore el líquido y perdiendo las propiedades que evitan que pueda comprimirse, mermando significativamente la potencia de frenado.

Es de suma importancia, nunca reutilizar el líquido de frenos una vez que se ha drenado. Lo más importante es nunca ingerir y prevenir el contacto directo con la piel, ya que puede causar malestar, aun cuando algunos productos no son nocivos para la salud ni para el medio ambiente, es mejor prevenir.

Más adelante platicaremos de los líquidos para frenos tipo DOT-4 y que diferencias tiene con el DOT-3.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO