En tu Vida  >  Tractor  >  Conociendo los Tractores
conociendo tractores

Conociendo los Tractores

Uno de los más míticos automóviles es el tractor: ¿de dónde vienen?, ¿por qué fueron inventados? Lo cierto es que tienen una gran cantidad de componentes similares a los de un auto, pero sobre todo a los de un tráiler. Su motor a diésel necesita lubricación, su transmisión requiere de un líquido de transmisión, pero la exigencia de trabajo es distinta, por lo que platicaremos un poco de dónde vienen y cómo funcionan.

Historia

Los primeros tractores fueron desarrollados para substituir el trabajo realizado por los animales en las granjas y que fuera más rápido y eficiente, eliminado el factor fatiga de la ecuación, y poder extender el trabajo por más horas.

Uno de los pioneros de los tractores modernos fue el industrialista americano Henry Ford, quien se inspiró en su determinación por lograr hacer el trabajo en la granja más simple, sin necesidad de requerir caballos para jalar los instrumentos de arado. En un inicio, los tractores hacían sólo eso: jalar los instrumentos.

Los primeros tractores, que aparecieron a finales del siglo XIX y eran conocidos como máquinas de tracción a vapor, constaban de pequeños motores simples impulsados por vapor. Se asemejaban a pequeñas locomotoras con grandes ruedas metálicas que podías traccionar en prácticamente cualquier superficie.

¿Cómo funciona la transmisión de los tractores?

Los primeros motores de tractor podían ser utilizados para jalar la maquinaria manual de las granjas, hacer girar molinos para hacer funcionar elevadores y muchas otras funciones que se realizaban con una banda plástica, la cual se instalaba en el eje motriz del tractor, se desconectaban las ruedas y los operadores podían utilizar la misma potencia del motor para infinidad de tareas, lo que simplificó radicalmente el trabajo en las granjas.

Hoy en día, la mayoría de los tractores modernos continúan ofreciendo estas facilidades, usando tecnología distinta: un eje que parte directamente de los diferenciales, gira y activa unidades móviles de accesorios adicionales. Todo esto impulsado directamente por la transmisión, por lo que es vital mantenerla perfectamente lubricada y en condiciones óptimas para evitar fallas.

Esta transmisión ya no solamente se encarga de impulsar al tractor, también es responsable de realizar múltiples tareas adicionales, por lo que el esfuerzo y la temperatura del motor y la transmisión se ven altamente incrementadas, por lo que la lubricación de ambas es crucial.

De la misma manera que en un tráiler, el exceso de temperatura en la transmisión puede resecar los empaques volviéndolos frágiles, generando fracturas y fugas, las cuales permitirán al líquido de transmisión salir y poner en riesgo el funcionamiento de la misma.

Mantenimiento

Debido a la naturaleza del esfuerzo realizado y las largas horas de trabajo, las transmisiones de los tractrores deben de ser “consentidas” constantemente con un servicio minucioso. Usar productos y partes de la mejor calidad garantizará no sólo una vida funcional considerablemente más larga, sino también menores costos de mantenimiento en un largo plazo.

Para conocer más sobre las recomendaciones de mantenimiento te sugerimos leer nuestro artículo sobre el mantenimiento de las transmisiones.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO