En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Cómo Estacionarte sin Dañar la Transmisión
Como Estacionarte sin Dañar la Transmisión

Cómo Estacionarte sin Dañar la Transmisión

La acción de manejar es un proceso y lo tienes tan automatizado que en ocasiones no te detienes un segundo a pensar cuáles son los pasos para esa acción. Si observas que un auto frena frente a ti, frenas, si ves que la luz se pone en verde, aceleras, pero cuando estacionas el auto, ¿sabes cuáles son los pasos del proceso que debes seguir?

Desafortunadamente, y no muchas personas se dan cuenta de ello, realizar el proceso para apagar el auto después estacionarlo de manera incorrecta puede tener repercusiones sobre algunos de los componentes. Especialmente la transmisión del auto sin importar que tipo sea, por lo que aquí repasaremos ese proceso, de tal manera que puedas convertirlo en una costumbre y así protejas la transmisión del auto.

 

Estacionarse en autos de transmisión manual

 

Si el auto que estás conduciendo esta equipado con una transmisión manual, el proceso para estacionarse es el que sigue:

  1. Una vez que el auto ya se encuentra en la posición correcta y segura de estacionamiento, pon la transmisión en neutral, presionando con fuerza el pedal del freno.
  2. Activa el freno de estacionamiento (freno de mano) firmemente hasta la posición de presión máxima.
  3. Apaga el motor del auto.
  4. Con la transmisión todavía en neutral, libera lentamente el pedal de freno.
  5. Coloca la palanca de velocidades en la posición de primera velocidad.

 

El sistema de frenos del auto es el que está diseñado para cargar el peso del auto, y la transmisión es una serie de engranes que pueden atorarse si se aplica todo el peso del auto en ellos.

Al activar el freno de estacionamiento, todo el peso del vehículo se recarga en los frenos, y cuando ponemos el vehículo en primera velocidad, el peso no recaerá sobre los engranes y que pueda dañarlos.

 

Autos con transmisiones que funcionan automáticamente

 

No importa si es una transmisión automática tradicional continuamente variable, o de doble embrague, el proceso que debemos seguir una vez que estamos por apagar el auto después de estacionarlo es el siguiente:

  1. Una vez que el auto ya se encuentra en la posición correcta y segura de estacionamiento, pasa la palanca de la transmisión de la posición D o R a N, presionando con fuerza el pedal del freno.
  2. Cuando el auto se encuentra en N activa el freno de estacionamiento (freno de mano) firmemente hasta la posición de presión máxima.
  3. Con la posición de la palanca de la transmisión aun en N, libera poco a poco el pedal de freno, hasta que el auto recargue por completo en los frenos y vuelve a presionar el pedal del freno.
  4. Pasa la palanca a la posición P (parking).
  5. Apaga el motor del auto.

De la misma manera que en las transmisiones manuales, el peso del vehículo quedará recargado en los frenos, no en la transmisión y sus componentes evitando daños a largo plazo.

Un consejo adicional es cuando vas a estacionar el auto en una pendiente, además de realizar todos los procesos que ya platicamos, antes de apagar el auto, si estás en una bajada gira el volante en dirección de la banqueta, si es una subida en dirección contraria; siempre procurando que las llantas no lleguen a golpear la banqueta.

Si haces esto, asegurarás que en caso de que algo en los frenos o la transmisión llegara a fallar, el auto girará en dirección de la banqueta, se recargará y detendrá, disminuyendo significativamente la cantidad de daños.

El proceso correcto de estacionamiento ahora te ahorrará unos cuantos dolores de cabeza en cuanto a tu auto; y si buscas ahorrarte unos cuantos más, es imperativo que visites nuestro blog.

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO