En tu Vida  >  Motocicleta  >  Sistema de Enfriamiento en las Motos Acuáticas
Sistema de Enfriamiento de la Modo Acuática

Sistema de Enfriamiento en las Motos Acuáticas

Los vehículos acuáticos han evolucionado significativamente buscando especializarse en diferentes actividades, como la pesca, deportes de arrastre, competencias, recreación y otros.

Con estos avances, los motores de las embarcaciones personales cada vez se desempeñan de una manera más eficiente. Para lograrlo, los componentes periféricos requieren ser más eficaces, o desarrollados específicamente, para hacer más cómodos, prácticos, rápidos o interesantes los viajes.

Tal es el caso del sistema de enfriamiento de las motos acuáticas. Este requiere de un líquido para funcionar, que ha cambiado drásticamente a lo largo de los años.

 

Sistemas de enfriamiento abierto

 

Algunas motos acuáticas cuentan con un sistema abierto, lo que quiere decir, que permiten que agua entre en el sistema y circule por el interior del motor. Al circular por el interior del motor, el agua nivela su temperatura, la cual mantiene en rango funcional sin permitir que algún componente del motor entre en riesgo. Al mismo tiempo, permite que el aceite lubricante realice su función principal, evitar lo más posible la fricción entre los componentes.

El problema con estos sistemas de enfriamiento de circuito abierto es que, al ingresar el agua al sistema, ingresan contaminantes y basura, además de agentes corrosivos, como la sal del océano generando formaciones de óxido y corrosión. Otro problema es que el agua saldría del sistema mucho más caliente de lo que ingresaba y esto puede dañar el ecosistema.

 

Sistema de enfriamiento de circuito cerrado

 

La solución a estos problemas, un sistema de circuito cerrado. Este integra un liquido anticongelante más ligero que permite realizar las mismas funciones sin sacrificar la maniobrabilidad y peso del vehículo. El coolant sale del depósito y circula como lo haría el agua, dentro del motor por cavidades diseñadas. Sin embargo, nunca sale del vehículo, simplemente regresa al depósito y vuelve a comenzar el ciclo.

El líquido anticongelante cuenta con agentes anticorrosivos, que evitan la formación de óxido. Esto generaría más adelante corrosión en todos los componentes metálicos de los vehículos y los elementos de hule como las mangueras.

Otro beneficio es que mantiene la temperatura más balanceada, por lo tanto, ayuda a que el combustible se aproveche de una manera más eficiente y no haya pérdida de potencia.

Hoy en día los fabricantes de motos acuáticas, y otros vehículos de trabajo o recreación en el agua, buscan que el desempeño vaya de la mano con las necesidades de sus diferentes clientes. Al mismo tiempo, buscan apoyar al medio ambiente, o por lo menos no dañarlo más al diseñar sistemas que no afecten los ecosistemas.

Si quieres saber más acerca del funcionamiento de muchos sistemas de los vehículos, acércate a nuestro blog, en él podrás encontrar muchas respuestas a las preguntas más comunes de la industria de las embarcaciones.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO