En tu Vida  >  Camión  >  No te Arrepentirás de Usar Bentona
bentona camión

No te Arrepentirás de Usar Bentona

Si algo caracteriza a los camiones y los distingue de otros vehículos es su versatilidad en cuestión de usos. Pueden usarse para tareas que les exigen lo mínimo un día, y al siguiente ser expuestos a condiciones sumamente demandantes, por lo cual el mantenimiento de un camión es la clave para su mejor rendimiento. Parte del mismo es asegurar que el camión funcione a la perfección por dentro y por fuera, por lo cual es conveniente llevar a cabo las revisiones periódicas recomendadas, así como los cambios de aceite lubricante y anticongelante necesarios.

Otro aspecto importante es darle un “extra” a las partes del motor que más trabajo realizan, para protegerlas de las circunstancias que puedan afectar su rendimiento o dañarlas hasta el punto en el que sea necesario gastar dinero para sustituirlas sustituirlas. La bentona es una grasa especial que da beneficios importantes a los camiones.

Beneficios de la bentona

Lo primero que debemos saber es que se trata de una grasa que lubrica de forma diferente al aceite. Por su composición, además realiza sus funciones sin problema a altas temperaturas y ya que éstas son el producto del trabajo de los motores de combustión interna, no hay opción: se debe proteger cada pieza del motor de tu camión para mantenerlo andando.

  1. Protección contra herrumbre y corrosión. Un peligro para las piezas de un motor siempre es la corrosión eventual pues las desgasta rápidamente y puede romperlas. Ya que la bentona no se escurre cuando incrementa la temperatura, se queda fija y protege por mucho tiempo. Si la aplicas de forma generosa a los baleros, garantizarás su protección y el funcionamiento adecuado de los mismos.
  2. Diseño para el trabajo duro. Como dijimos antes, no le hace daño agregar bentona a las partes móviles del motor de cualquier camión, ya que está hecha para soportar las condiciones mecánicas más demandantes. De hecho está pensada para todo tipo de maquinaria, en caso de que te preguntes dónde más aprovecharla.
  3. Consistencia resistente. Las piezas móviles de los motores se calientan por la fricción, así como por la presión y quema del combustible; además legan a tener velocidades muy altas. Si aplicas bentona en dichas partes, no deberás preocuparte de que el compuesto se separe o escurra por causa de la velocidad y la inercia.
  4. Múltiples usos. Como lo mencionamos, un beneficio adicional es la versatilidad de la bentona, que puede utilizarse también en hornos, secadores, panaderías, chumaceras y en general en cualquier sistema mecánico en el cual otras grasas convencionales se escurren o duran muy poco.

Un camión cuyo motor funciona con partes que no generan tanta fricción, se calienta menos y da un mejor rendimiento en función del combustible, además de no sufrir un desgaste tan rápido como los vehículos y m´quinas que se descuidan.

Ahora ya lo sabes, la bentona te ayuda cuando busques proteger tu camión y está especialmente pensada para el uso rudo del vehículo, aunque no afecta en nada si se usa bajo otras circunstancias. Si tienes interés en conocer otras formas de cuidar tu camión y sus partes, puedes dar clic aquí para recibir más consejos.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO