En tu Vida  >  Lancha  >  Evita que tu Lancha se Oxide
Evita Óxido Lancha

Evita que tu Lancha se Oxide

Las lanchas pueden ser herramientas de trabajo o simplemente un motivo de orgullo y fuente de diversión para sus dueños. Mantenerlas lo mejor posible estéticamente es fundamental pues evita que el óxido se haga presente en las superficies. Cuando navegues asegúrate de que todos tus documentos y el motor estén listos para ello.

Hay una infinidad de productos disponibles para mejorar y mantener su aspecto, además de evitar el óxido, tanto por dentro como por fuera. A continuación te dejamos algunos consejos que lograrán que tu lancha luzca como nueva, sin importar cuántos años lleve flotando.

  1. Lavado interior

En caso de que tu lancha tenga interiores de piel o plastipiel, los más comunes en el mercado, el primer paso es lavarlos a fondo con un producto limpia vestiduras. Durante su exposición a la intemperie, la acumulación de polvo, agua e incluso el contacto directo con el sol, generarán resequedad y corrosión que puede romperlas o dañarlas.

Una vez que todas las superficies (las vestiduras, el tablero y las molduras laterales) se encuentren limpias y secas para que no se oxiden, es momento de aplicar un abrillantador.

Toma un trapo limpio, rocía el producto sobre las superficies en cuestión y frota con fuerza sobre toda el área que quieres limpiar. Algunos productos generan espuma, la cual deberás remover por completo. Estos productos mantendrán húmedos los plásticos y vinilos, sin permitir que el agua se quede pegada a los interiores.

  1. Abrillantador

Los abrillantadores mantendrán las vestiduras y superficies protegidas contra el sol, el polvo, el agua y el óxido. También facilitan la limpieza rutinaria.

Cuando no estamos utilizando nuestra lancha, es importante protegerla con una lona, la cual también puede recibir el tratamiento del abrillantador, especialmente para mantener sus tejidos plásticos humectados. Con esto se previene la resequedad y las cuarteadas que permitan la entrada de agentes externos como polvo, agua y grasa.

Para aplicarlo solo rocía el producto sobre las superficies de plástico y piel. Espárcelo con una esponja suave o un trapo limpio. Una vez cubiertas todas las piezas que quieres proteger, deja que se absorba. En caso de ser necesario, repite el proceso hasta que las superficies se encuentren humectadas.

Es importante retirar el excedente de abrillantador que se escurra hacia piezas que no lo usan, para evitar que las manche.

  1. Limpiaparabrisas

Si tu lancha cuenta con un parabrisas, deberás de mantenerlo muy limpio. Así evitarás la acumulación de sarro, el cual da un aspecto de descuido y suciedad. Una vez que termines de utilizar tu lancha, déjalo limpio con un producto limpiaparabrisas y estará lista para tu siguiente salida.

Los líquidos limpiaparabrisas que se depositan en el pulmón también previenen la acumulación de sarro. Para aplicarlo toma una servilleta o toalla de papel, humedécela con el líquido limpiador y cubre todo el vidrio. Vuelve a mojarlo y remueve el agua con un limpiador plástico de vidrios.

  1. Cera líquida

El casco de tu lancha es muy importante tanto en lo funcional como en lo estético. Aplicar cera prolongará la vida de tu lancha y mantendrá el trabajo de pintura como nuevo. Para ello debes de aplicar una capa de cera dos veces al año, lo cual reducirá el riesgo de presentar óxido, y de almacenar elementos que puedan causar corrosión, manchas, levantamiento de la pintura o incluso perforaciones. El método de aplicación de las ceras es idéntico al de un auto.

Recuerda que la estética de tu lancha no sirve de nada si sus elementos mecánicos no están funcionando al 100%. Visita nuestro blog para conocer más acerca de nuestros consejos para que tu lancha siempre esté funcionando como debe.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO