En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Eligiendo el Líquido de Frenos en un Auto
Eligiendo el Líquido de Frenos de tu Auto

Eligiendo el Líquido de Frenos en un Auto

Los primeros sistemas de frenos para las carretas y vehículos impulsados por vapor usaban un bloque de madera. Este se presionaba contra un aro metálico que comprimía la rueda, generando la fricción suficiente para disminuir la velocidad, siempre y cuando el vehículo viajara por debajo de los 30 kilómetros por hora. Una vez que comenzaron a utilizarse materiales como el hule, los bloques de madera se volvieron obsoletos y dieron paso a un sistema inventado por Gottlieb Daimler. Un tambor con un cable metálico alrededor podría disminuir la velocidad del vehículo; entonces Louis Renault, fundador de la marca francesa comenzó a utilizarlos en el año de 1902.

El sistema aplicado era exterior, por lo que estaba expuesto a agua, polvo y otros elementos como la temperatura. Esta podría afectar el desempeño de los sistemas por lo que evolucionaron hasta convertirse en tambores con zapatas interiores.

 

Los primeros frenos hidráulicos

 

Existe un mito que dice que no fue hasta la invención de los frenos de disco que se tuvo la necesidad de desarrollar un sistema hidráulico que los operara. Sin embargo, tantos los frenos de disco y los frenos de tambor surgieron en el mismo año, 1902. Los frenos de disco no comenzaron a utilizarse extensivamente si no hasta mediados del siglo XX, cuando se comenzaron a incrementar drásticamente las velocidades y era necesario comenzar a enfriar el sistema de manera más rápida.

En 1918, Malcolm Loughead notó que los frenos de tambor que se accionaban de manera mecánica requerían un gran esfuerzo para activarse. Por lo tanto, difícil de operar para todas las personas. Ideó un sistema que aplicaba fuerza hidráulica para mover un pistón que a su vez, presionaría las zapatas del tambor en este caso hacia la parte interior del tambor reduciendo la velocidad de la rueda. El sistema se hizo tan popular y simple de aplicar, que para mediados de la década de 1920, la mayoría de los fabricantes de autos ya ofrecían frenos activados por líquido o frenos de poder.

 

Las diferencias de líquido de frenos

 

Los líquidos de frenos en los autos y motocicletas está compuesto de diferentes aceites y compuestos químicos que permiten la transferencia de presión sin comprimirse. El líquido de frenos tiene una alta capacidad de transferir el calor generado por la fricción entre las balatas y los discos o tambor. Al ser un líquido, puede perder viscosidad o incluso hervir conforme este se calienta. Esto puede afectar la presión que genera, por lo que los diferentes grados están diseñados para soportar distintas temperaturas, y así mantenerse funcionando.

Los líquidos con un número mayor de DOT serán los más resistentes a la temperatura. Tendrán menos probabilidades de hervir y dejar el sistema inservible, estos son mayormente utilizados en vehículos de alto desempeño o que tienen que soportar alto peso. Conforme el numero va descendiendo, también el punto de ebullición del líquido de frenos. La exigencia de velocidad y peso debe disminuir si decides agregar un líquido de frenos con menor calificación. La única recomendación que podemos hacerte es seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto al grado que deberás utilizar. La siguiente recomendación que te hacemos, es mantente dentro de los límites de velocidad legalmente establecidos y nunca sobrepases los límites de peso de tus vehículos para no tener problemas de frenos. Si sigues estas dos reglas, la probabilidad de sobrepasar los límites del líquido recomendado disminuyen significativamente.

Dale el mantenimiento adecuado al sistema de frenos, y agrega el líquido de frenos de acuerdo con las necesidades. Si quieres saber más acerca del mantenimiento de tu auto y todos sus componentes; visita esta liga, te conviene.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO