En tu Vida  >  Lancha  >  La dirección hidráulica en las lanchas
Dirección Hidráulica Lancha

La dirección hidráulica en las lanchas

Las lanchas son muy prácticas y divertidas, pero para disfrutarlas y que su funcionamiento sea adecuado debemos de ser capaces de darles la vuelta. Por ello es necesario incluir en el mantenimiento de la lancha atención a la dirección hidráulica.

¿Cómo funciona la dirección hidráulica de la lancha?

Al igual que en los autos, la dirección hidráulica funciona gracias a una bomba, que normalmente está unida al giro del motor gracias a una banda de hule. Esta impulsa el líquido de dirección a un cilindro que empuja un émbolo, como en una jeringa, y mueve los brazos a través de la cremallera. El líquido de dirección es el encargado de transferir la mayor cantidad de fuerza.

Debido a que en la mayoría de los casos, la bomba hidráulica de la dirección está conectada al motor, cuando giramos el timón, toma un poco de la energía generada por la planta motriz y eso reduce la potencia generada. Sin duda son las que más fácilmente harán que muevas la dirección.

Existen otros tipos de direcciones en las lanchas. Las direcciones electrohidráulicas tienen como beneficio la suavidad de mover la dirección sin quitar potencia del motor. Esto debido a que la bomba hidráulica está propulsada por un motor eléctrico.

¿Como darle mantenimiento a la dirección de la lancha?

Como cualquier líquido dedicado a generar presión hidráulica, y a la vez lubricar componentes de la dirección, este va perdiendo sus propiedades, sobre todo la capacidad de lubricar. Por ello debe de ser reemplazado con cierta frecuencia.

El primer paso del mantenimiento será drenar el líquido, si cuentas con la posibilidad de hacerlo. De lo contrario, solamente vierte líquido de dirección en la bayoneta de entrada, para mantener protegido el sistema de dirección de la lancha.

Lubricar los elementos externos de la dirección también es importante, sobre todo las juntas que generan movimiento. Ten cuidado: que no salga de los plásticos para no contaminar las aguas en dónde navegas. Aplica una capa sustanciosa de grasa homocinética, que evitará que el sarro del agua y la humedad se peguen en las superficies de los componentes, comenzando a generar óxido y corrosión.

El mantenimiento de la lancha es fundamental y la dirección es parte de lo que más debes cuidar. Recuerda que el mantenimiento de la dirección de la lancha debe hacerse una vez al año por lo menos. Cada 3 meses revisa el nivel de líquido de dirección y que los componentes externos estén adecuadamente lubricados para evitar averías.

Recuerda que dentro de nuestro blog hallarás muchos consejos para que tu lancha se mantenga a flote por más tiempo. Si quieres ayuda con el mantenimiento de todo tipo de vehículos, ¿qué estás esperando?, da clic aquí para visitarnos y que podamos ayudarte.

Hasta la próxima.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO