En tu Vida  >  Motocicleta  >  Cómo lavar una motocicleta sin dañarla

Cómo lavar una motocicleta sin dañarla

Es inevitable que cuando usamos una motocicleta, una gran cantidad de contaminantes terminen adheridos al chasís de la misma moto, componentes tales como: grasa, tierra y agua son elementos que pueden dañar las vestiduras de la moto y generar oxidación en las piezas metálicas, por lo que es necesario hacer una limpieza total para disfrutar de un viaje seguro.


Pero ¿cómo lavar una moto sin dañarla o peor aún, sin echar a perder los componentes del motor?

A continuación, te explicaremos de forma sencilla cómo lavar una moto y mejor aún, hacerlo de forma segura, ya que muchas veces al hacer la limpieza de una moto, podemos dañar los acabados o componentes internos del motor y romper mangueras o hules de soportes si aplicamos más presión de la necesaria.

 

¿Cómo remover las impurezas del motor de la moto?

Lava motores

Un buen elemento para remover las impurezas de la moto es el aerosol lava motores que, aplicado sobre piezas metálicas y de hule, ayudan a remover algunos residuos.

En el caso de otros componentes o piezas de la moto, utiliza un afloja todo, ya que este remoja la suciedad adherida, haciendo más fácil la remoción de los contaminantes, sólo asegúrate de que este líquido no entre a tornillería.

En caso de que notes elementos muy necios y que no quieran despegarse, deja que el lava motores, haga una pequeña reacción parecida a una efervescencia, y logre humedecer los contaminantes, de esta forma, te será más fácil eliminar la suciedad.

 

Desengrasante

Un desengrasante también puede ser una alternativa muy buena, ya que te puede ayudar en caso de que no logres a llegar en las áreas reducidas de la moto, genera un poco de espuma y con un cepillo suave, talla suavemente para alcanzar esos sitios.

 

¿Cómo quitar el jabón de forma segura?

Una vez que la suciedad ha sido despegada, entonces te será más fácil remover todo, para esto, usa un cepillo suave para rines, y talla todas las superficies en dónde había suciedad pegada, solo hasta después de haber lavado todo el resto de la motocicleta.

En este momento podrás agregar más desengrasante o un quitamanchas para hacer espuma y dejar todo con mayor brillo.

Si deseas utilizar una hidrolavadora para remover el resto de la suciedad y todos los residuos de jabón, asegúrate que la presión de la misma sea baja, para que el agua no sea la culpable de dañar la pintura, los acabados o las mangueras.

Secado

Una vez que has quitado todo el jabón, es momento de secar la motocicleta. Usa una fibra suave y recorre todos los espacios que están mojados, para que no aparezcan manchas de gotas de agua.

 


Lavar la motocicleta puede parecer una tarea desgastante e innecesaria, sin embargo, es parte de brindarle un adecuado mantenimiento a la moto. Si deseas saber de qué otra manera puedes ayudar a tu moto, ¡Arráncate a nuestro blog! Ahí tenemos toda la información que te ayudará a simplificar el mantenimiento de tu motocicleta.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO