En tu Vida  >  En tu vida  >  Breve Historia del Anticongelante
Breve Historia del Anticongelante

Breve Historia del Anticongelante

¿Has intentado hacer operaciones matemáticas bajo el sol a 40 grados centígrados?, pues es prácticamente imposible. El sol, el calor y la temperatura corporal no permitirán que tu cerebro funcione de manera adecuada.

Los sistemas de un auto funcionan de forma muy similar, si están sobre calentados no podrán realizar sus funciones de manera adecuada, especialmente los motores.

Los motores de combustión interna, requieren reducir la temperatura y mantenerla dentro de un rango que le permita funcionar adecuadamente. El método más común para esto, es el uso de un anticongelante.

 

Inicios del anticongelante

 

Los sistemas de enfriamiento por agua han sido parte de la industria automotriz desde el comienzo. Durante estos primeros años los motores eran enfriados por agua directamente y todo funcionaba perfectamente, ya que el agua tiene grandes cualidades de transferencia de calor, y los motores de la época no funcionaban en temperaturas tan altas.

Sin embargo, existía un problema muy grande en muchas de las regiones en dónde encontrábamos vehículos de combustión interna, las temperaturas son bajo cero. Por esa misma razón, el agua dentro del sistema de enfriamiento terminaba congelada, se expandía y el resultado era catastrófico.

Para evitar los problemas ocasionados por la expansión del agua al momento de congelarse, es cuando entonces se comenzó a desarrollar el anticongelante y de ahí el nombre que hoy conocemos.

Es entonces cuando se agregó alcohol al agua, para bajar la temperatura de congelación de esta y así, permitir que a pesar de que la temperatura baje, el anticongelante permanezca en estado líquido.

Sin embargo, el primer problema salió a la luz y a pesar de que el alcohol cumplía con su tarea, este acelera la corrosión de los metales y comienza a aparecer oxidación.

 

El anticongelante moderno

 

El siguiente paso fue agregar un componente llamado glicol etileno, que fue sintetizado en 1856. Sin embargo, comenzó a utilizarse en líquido anticongelante hasta 1926 por sus propiedades que permiten una mezcla rápida con el agua, un menor punto de congelamiento que el alcohol, pero también un mayor punto de ebullición. Esto permitiría el desarrollo de motores de mayor desempeño.

 

El futuro del anticongelante

 

Se cree que un producto que fue probado entre el alcohol y el glicol etileno, el glicerol, es el futuro del anticongelante. La razón principal, este producto no es tóxico y es totalmente biodegradable.

Por otro lado, el costo de la fabricación del producto era mucho más elevado que el glicol etileno, sin embargo con las nuevas tecnologías, puede ser más accesible el uso como materia prima.

El líquido anticongelante es un elemento esencial para la industria automotriz. Un mantenimiento adecuado del auto, puede hacer que su motor dure por cientos de miles de kilómetros.

Descubre otros elementos del mantenimiento que permiten que esto suceda aquí.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO