En tu Vida  >  Auto y Camioneta  >  Breve Historia del Aceite para Motor
Breve historia del aceite para motor

Breve Historia del Aceite para Motor

Hay productos que tenemos en mente por el simple hecho que se han vuelto una costumbre, como podría ser un aceite lubricante para motor. Sin embargo, pocas veces nos detenemos para pensar en los orígenes, en las mentes detrás de productos que hoy en día consumimos que son esenciales en nuestras vidas.

 

Los lubricantes antes del petróleo

 

Los lubricantes datan hasta los egipcios, cuando se utilizaba aceite de oliva para simplificar el movimiento de grandes piedras con troncos y otros objetos pesados. En la misma cultura, se utilizaba el cebo de los animales para lubricar los ejes de las carretas y carros de batalla. Desde este momento y hasta 1850, con la aparición del primer pozo petrolero en Pensilvania, Estados Unidos, toda la lubricación de componentes se hacía con grasas animales y aceites minerales.

Fue hasta la década de 1920, con la creciente demanda de la industria automotriz, los fabricantes de aceites para motor tuvieron que adaptar rápidamente con distintos derivados para lograr cumplir con la demanda.

 

Primeros aceites lubricantes

 

En 1886, John Ellis desarrolló un lubricante para máquinas de vapor, lo que se convertiría en el primer aceite lubricante para motores de origen mineral. Más adelante, en la década de 1920, Ole Bardahl comenzó a agregar otros elementos antioxidantes que permitían, además de acabar con la fricción entre los componentes de los vehículos, además de agregar aditivos que ayudan a lograrlo.

Los aditivos ayudaban a mejorar esa oxidación también complementaban la viscosidad del aceite de motor que permite al aceite lubricante funcionar a pesar de los incrementos o decrementos naturales de la temperatura interior de un motor. En la década de los 40, el sistema ferroviario comenzó a realizar un sistema analítico del funcionamiento y desempeño de los aceites lubricantes dentro de sus motores, para mejorar la eficiencia de estos.

 

Primeros aceites sintéticos

 

Alrededor de 1952, se desarrollan los aceites sintéticos, que son primordialmente utilizados para la industria aeroespacial y la aviación, debido a la simplificación y ligereza de los elementos, sin perder la eficacia. Los primeros aceites multigrado para automóviles son presentados, para brindar un grado de lubricación óptimo sin importar la temperatura exterior la estacionalidad de la región.

 

EL futuro de los aceites lubricantes

 

Al mismo tiempo que los vehículos incrementan el desempeño, los aceites lubricantes de motor deben de ser más y más eficientes, tanto para soportar el calor generado por el movimiento de estos, como para asistir al libre funcionamiento entre componentes y no entorpecer el funcionamiento.

Conforme las tecnologías en vehículos eléctricos de todo tipo, las necesidades por los aceites lubricantes disminuirán, abriendo paso al desarrollo de nuevas tecnologías de lubricación con aislamientos electrónicos que permita un funcionamiento sin riesgo de pérdidas de potencias eléctricas, además de eliminar la fricción en otros puntos cruciales del funcionamiento de cualquier vehículo.

Los aceites lubricantes han formado parte de la industria a lo largo de muchos años y han ayudado a desarrollar las diferentes industrias del transporte, y continuarán soportando a la industria en un futuro.

Para conocer más acerca de la historia de la industria del transporte haz clic aquí para ver más de nuestro blog.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO