En tu Vida  >  En tu vida  >  El Óxido en los Tornillos
Óxido Tornillos

El Óxido en los Tornillos

Alrededor de elementos como los tornillos podemos encontrar óxido y corrosión. No solo hablamos de autos, sino en cualquier tornillo. Debido a que son metálicos, están expuestos a estos riesgos.

Queda claro que debemos de buscar maneras para evitar que se oxiden. Aquí te tenemos la solución para evitar que estas piezas tan importantes en muebles, herramientas, vehículo, etc. sufran esta situación y requiera un cambio.

La oxidación en los tornillos ocurre cuando la humedad, el oxígeno y las partículas metálicas se unen y tienen una reacción química. Esta genera una masa de metal distinto, color café, que conocemos como óxido. Posteriormente esta reacción química consume el metal y lo perfora. A esto último le llamamos corrosión.

¿Cómo evitar que los tornillos se oxiden y cómo recatarlos?

Podemos lubricar los tornillos con lubricante multiusos si no requieren mucha presión. También recubrirlos con primer de pintura, para evitar que pase la humedad y se aloje en las superficies.

Esto también puedes hacerlo pintando sobre las superficies, siempre y cuando utilices un sellador para que la pintura no se cuele entre el acabado y el metal. Eso resultaría catastrófico.

¿Cómo retirar tornillos atascados por el óxido?

Hay tornillos que ya se han oxidado y tienen un poco de corrosión en la cuerda. Esto ocasiona que el tornillo y la rosca se queden pegados. Si continúas forzando las herramientas podrías causar un problema peor.

Primero rocía lubricante multiusos alrededor del tornillo, déjalo reposar unos minutos, para que penetre bien y permita que el tornillo gire. Si es seguro y no es material que pudiera romperse, puedes dar ligeros golpes al tornillo para acelerar la penetración del lubricante multiusos.

Una vez que el aflojatodo haya hecho su trabajo, utiliza herramientas normales: llaves de tuercas y dados para remover el tornillo de manera normal.

En un caso un poco más extremo, puedes calentar la tuerca para que se expanda y el óxido no ponga tanta resistencia al girar el tornillo. Si esto tampoco funciona, entonces toma un taladro, y haz un hoyo al centro para que el tornillo se rompa y salga. Lo ideal es no llegar a eso; mejor evitemos que nuestros tornillos se lleguen a oxidar.

Este es uno delos tantos consejos de cómo utilizar nuestros productos en  todo el hogar. Si quieres conocer otros consejos, da clic aquí. ¡Te estamos esperando!

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO