En tu Vida  >  Camión  >  Protege el Sistema Hidráulico del Camión de Volteo
Protege el Sistema Hidráulico de un Camión de Volteo

Protege el Sistema Hidráulico del Camión de Volteo

Los camiones de volteo datan de finales del siglo 19.

Los primeros camiones de volteo aparecieron en Estados Unidos en 1910. Al termino de la primera guerra mundial, se les incluyeron los sistemas hidráulicos con menor capacidad, pero con un funcionamiento muy similar al que conocemos hoy en día.

Un camión de volteo está diseñado para que una vez que está cargado, pueda ser vaciado de manera rápida para ahorrar energía y sobre todo tiempo.

Sin embargo, el sistema hidráulico requiere de mantenimiento particular para evitar daños.

 

Cómo funciona el sistema hidráulico de un camión de volteo

 

Cualquier líquido, al no poder ser comprimido tiene la capacidad de generar una gran cantidad de fuerza para empujar o mover algo sin ocupar demasiada energía.

La mayoría de los camiones utilizan un sistema de dirección hidráulica, para que el conductor pueda mover el volante fácilmente y al final mover esos grandes neumáticos.

Entre más denso sea el líquido más presión generará, pero también hay que tomar en cuenta que más difícil será activarlo, dicho de otra manera, debemos encontrar el líquido hidráulico adecuado para un camión de volteo.

Este líquido se “inyecta” a una cámara gracias a una bomba eléctrica o incluso a una bomba que se activa gracias a la banda de accesorios del camión y genera presión sobre un pistón dentro de un cilindro.

Al ser mayor la presión generada por la bomba que la resistencia que genera el pistón y el líquido hidráulico al no comprimirse, comienza a empujar el cilindro hidráulico que genera que la caja del camión del volteo comience a elevarse en diagonal.

 

Mantenimiento al sistema hidráulico del camión de volteo

 

El sistema hidráulico del camión de volteo requiere atención en 4 puntos distintos:

  1. El pistón y el cilindro deben de estar libres de obstrucciones para moverse libremente. El óxido, corrosión o ralladuras sobre las superficies son los principales causantes de una obstrucción. Para evitarlo, engrasar las superficies ayudará a repeler la humedad causante del óxido. En caso de que aparezcan limar con una lija de agua, cuidando no deformar el cilindro, y volver a engrasar.
  2. Los empaques tienen la función mantener el liquido hidráulico dentro del cilindro al mismo tiempo que permiten que el pistón se mueva. Si estos tuvieran una fuga, el sistema hidráulico no podrá generar la presión necesaria para mover el pistón, se saldría por el orificio. Un líquido hidráulico adecuado ayudará a que los empaques se mantengan en buenas condiciones.
  3. Lubricación a la bomba hidráulica, requiere que las piezas que impulsan el líquido hidráulico por todo el sistema se puedan mover fácilmente. El líquido hidráulico es el encargado de realizar este trabajo interno del sistema.
  4. El exterior del sistema, la pintura debe estar en buen estado y no tener sitios en dónde esconder corrosión.

No permitas que una falla en el sistema hidráulico ponga en cuarentena tu camión de volteo.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 

Artículos relacionados

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO