MENÚ
 
logo

Encuentra tu Aceite

¿Cuándo Purgar el Anticongelante?

Cuando vas y revisas el nivel del líquido anticongelante de tu auto o camioneta, abres el depósito y ves el color verde o rojo fosforescente que caracterizan a los coolants y piensas que todo está bien, que no hay necesidad de cambiarlo. Puede que estés en un error, en especial si no son productos diseñados para larga duración y ya tienen más de un año y medio desde que realizaste el cambio. Excepto, claro está, si los productos son anticongelantes de larga duración.

Los motores de hoy en día tienen una gran cantidad de componentes de aluminio. Este tipo de metal requiere mucha protección contra la corrosión. El anticongelante tiene elementos que están dedicados a proteger piezas del motor de tu auto o camioneta, como los pistones, el radiador, la bomba de agua, la cabeza y muchos otros más. Pero conforme pasa el tiempo, los líquidos anticongelantes pierden sus propiedades protectoras y dejan a merced de agentes contaminantes estas piezas. Esto puede resultar en fallas que costará mucho dinero reparar.

Drenemos el anticongelante

Una vez que has tomado la decisión de drenar el sistema de enfriamiento y sustituir el anticongelante. El primer paso es, naturalmente, sacar el líquido viejo y desgastado para poder sustituirlo con el nuevo. Te recordamos que no debes de tirar los residuos en las coladeras, sino almacénalos en botes de plástico y deséchalos de manera que no dañe el medio ambiente.

Una vez terminado el vaciado de tu anticongelante usado, puedes revisar si existen residuos de aceite, gasolina o metal, que indicarían daño en el motor. Si es así, deberás llevarlo con tu mecánico a la brevedad. Debido a que el anticongelante, el aceite y la gasolina tienen una densidad distinta, será más simple ver si existen estos elementos dentro del sistema de enfriamiento.

Agregar el nuevo anticongelante

Una vez que ya has revisado que el producto vacío está en buenas condiciones y que no es necesario llevar tu auto a un taller, es momento de agregar el nuevo líquido anticongelante.

Debido a que el sistema de enfriamiento del coche tiene muchos pasadizos y pequeños recovecos, es necesario llenar primero la mitad de la capacidad del anticongelante y ponerlo, sin cerrar la tapa, en una pendiente, tratando de que la tapa del depósito se encuentre lo más elevado posible. Posteriormente, y con el motor encendido, agrega el resto para llenar el sistema.

Si vas  a utilizar anticongelante concentrado es importante que revises cuáles son las mezclas correctas, y realices la mezcla de tal manera que no dañes los componentes del sistema con los químicos que contiene el líquido anticongelante.

Esta es una sola forma más de darle un mejor mantenimiento a tu auto, pero solamente es una pequeña porción de todo lo que puedes hacer. Si quieres darle más y mejor mantenimiento a tu auto, no olvides de dar clic aquí.

Articulos relacionados