MENÚ
 
logo

Encuentra tu Aceite

Conociendo las Piezas de tu Auto (parte 2)

Ya conocimos algunas de las partes esenciales de tu motor. Ahora es turno de otras que también son fundamentales para el funcionamiento de tu auto, y para su larga vida.

Radiador

Si el motor es el corazón, el aceite lubricante será lo que corre por dentro de las venas, pero para subsistir, el cuerpo requiere de oxígeno a una temperatura dentro del rango de operaciones indicados para el motor.

Es ahí en dónde entra el radiador, lleno del líquido anticongelante que circulará por todo el sistema. Es impactado por el aire que circula entre los canales mismos del radiador, permitiendo que el líquido disminuya su temperatura, la cual incrementa durante su paso por el motor. Esto hace que la temperatura caliente del motor y la temperatura baja del anticongelante se intercambien.

Radiador

Un radiador es la parte fundamental del sistema de enfriamiento, para mantener la temperatura del líquido anticongelante.

Según el tipo de vehículo, será el tipo de anticongelante que deberás agregar. Además debes tomar en cuenta el tipo de combustible.

Clutch o convertidor de torque

Muchas personas lo imaginan como un elemento mágico de los autos: el embrague o clutch es el encargado de permitir o interrumpir la transferencia de fuerza desde motor hasta la transmisión, y finalmente a las ruedas. Pero ¿cómo funciona? ¿Cómo se ven?

Clutch Transmisión Manual Embrague

El clutch en las transmisiones manuales.

 

Convertidor Torque Transmisión Automática

El convertidor de torque, encargado de movilizar el líquido de transmisión automática.

En el caso de las transmisiones manuales se usa un clutch. Al presionar el pedal se despega del plato del motor, por lo que el motor seguirá generando fuerza y giro al cigüeñal, pero este no dará vuelta a los engranes de la caja. Por tanto las ruedas no se moverán.

En el caso de las transmisiones automáticas, este proceso es mucho más complicado: una turbina en uno de los polos del convertidor gira al tener líquido de transmisión entre sus aspas y comienza a elevarse. Gracias a que el líquido de transmisión no puede ser comprimido, el movimiento mueve la turbina del lado opuesto. Junto con la ayuda de otros sistemas, esto permite el movimiento de los engranes de la transmisión.

Ventiladores

Los ventiladores están normalmente colocados junto al radiador y sirven asistirlo, al circular más aire entre sus celdas. Asimismo impulsan o extraen el aire, lo que logrará que el líquido anticongelante se enfríe más rápido.

En años anteriores los ventiladores estaban conectados a la polea de la bomba de agua. En los autos modernos son controlados por un motor eléctrico, que se enciende mediante una señal del termostato del sistema de enfriamiento que envía un impulso magnético a la computadora, la cual lo enciende.

Amortiguadores

Además de hacer de tu camino uno muy cómodo, brindan estabilidad a los autos junto con el resto de la suspensión. Existe una gran variedad de configuraciones de las suspensiones, así como una infinidad de componentes; el elemento central es el amortiguador o strut.

Suspensión Auto

La suspensión del auto: sistema de confort y pieza fundamental de seguridad.

Suelen estar llenos de un líquido aceitoso o de gas comprimido. Los amortiguadores se comprimen o expanden de acuerdo a las necesidades de impacto y peso de las ruedas, manteniendo el piso del auto lo más paralelo posible al piso.

En algunas ocasiones las barras se lubrican automáticamente, mientras que en otros es buena idea agregar algo de grasa lubricante a la barra interna para permitir un camino de la suspensión más suave y sin fricción.

Estas son solamente son unas de las miles de piezas que conforman un auto. Si quieres saber más acerca de todo lo que rodea a tu auto y su mantenimiento, al dar clic en esta liga te sorprenderás.

Articulos relacionados